El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, se cruzó con el Instituto Nacional Electoral (INE) después de que el ente multara a su partido por una presunta financiación ilegal a través de un fideicomiso creado para ayudar a los damnificados por el terremoto de 2017. "No existe ningún acto inmoral con el fideicomiso a damnificados por el sismo", sentenció en su cuenta de Twitter el líder del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y ganador de las elecciones presidenciales del pasado 1 de julio.

El Consejo General del INE decidió sancionar al partido con una multa de 197 millones de pesos (unos 10,36 millones de dólares) "por la constitución de un fideicomiso para allegarse de recursos como un mecanismo de financiamiento alterno a las reglas establecidas".

Al fideicomiso, creado supuestamente para atender a los afectados por el terremoto del 19 de septiembre de 2017, ingresaron 78,8 millones de pesos (4,14 millones de dólares) a través de efectivo, cheques de caja, transferencias bancarias y pagos electrónicos.

De acuerdo con el INE, 64,4 millones de pesos (3,39 millones de dólares) fueron sacados del fideicomiso y se destinaron a miembros del partido, que cobraron esta cantidad en efectivo.

López Obrador, quien asumirá la Presidencia el 1 de diciembre, aseguró que la multa impuesta a Morena es "una vil venganza".

"Nosotros no somos corruptos ni cometimos ilegalidad; por el contrario, buscan enlodar una acción humanitaria", aseguró.

Por otra parte, anunció que el partido acudirá a los tribunales para rebatir la decisión del ente electoral.

El INE estableció en una sesión que la acción de Morena supone un "fraude a la ley".

"No se trata de una conducta irregular aislada, sino de una trama de financiamiento paralelo", afirmó el consejero Ciro Murayama, presidente de la Comisión de Fiscalización del Instituto.

Agregó que se incumplió la obligación de informar a la autoridad y que "dar dinero a la población es ilegal para un partido", entre los fundamentos para tomar la decisión acerca de las acusaciones y de la aplicación de la multa.

Por su parte, Horacio Duarte, representante de Morena ante el Instituto, dijo que su partido no violó la ley y acusó a algunos miembros de la junta del INE de impulsar una agenda política. Duarte dijo que el partido llevaría la multa ante el tribunal electoral de México para apelar la decisión.