La Fiscalía instauró una acción judicial contra el ministro brasileño de Ciencia y Tecnología, Gilberto Kassab, por supuestamente haber recibido en caja B más de 6,3 millones de dólares" de Odebrecht entre 2008 y 2012, cuando era alcalde de Sao Paulo. El Ministerio Público de Sao Paulo pidió a la Justicia que bloquee, de manera cautelar, cerca de 25,8 millones de dólares, valor que "equivale a la cuantía que él (Kassab) recibió de la empresa y una multa tres veces mayor" de lo supuestamente cobrado, según señaló un comunicado del organismo.

La acción se basa en un acuerdo de las autoridades con la constructora Odebrecht mediante el cual la empresa confesó su participación en un cartel formado por una veintena de compañías, las cuales se organizaron entre 2008 y 2015 para manipular licitaciones de obras públicas en el estado de Sao Paulo.

Odebrecht aportó "evidencias de conductas anticompetitivas consistentes en acuerdos para la fijación de precios, condiciones comerciales y ventajas en licitaciones", afirmó en una nota el Consejo Administrativo de Defensa Económico (Cade), órgano vinculado al Ministerio de Hacienda, que abrió una investigación para depurar el caso.

Ex ejecutivos de Odebrecht relataron que pasaron esa cantidad al hoy ministro del Gobierno del presidente Michel Temer para distintas campañas electorales cuando se desempeñaba como Alcalde de Sao Paulo, cargo que ocupó desde 2006 hasta 2012.

El ministro de Ciencia y Tecnología manifestó en un comunicado que recibió "con extrañeza" la apertura de la acción "a las vísperas del receso judicial" y aseguró que aguarda los argumentos utilizados por el Ministerio Público para demostrar la legalidad de todos los actos de su gestión.