El fiscal general de España, José Manuel Maza, informó que fueron presentadas querellas por “rebelión, sedición, malversación” y otros delitos conexos contra el destituido presidente catalán Carles Puigdemont, miembros de su gobierno y autoridades del parlamento regional que tramitó la declaración de independencia de Cataluña el pasado viernes.

En tanto, Puigdemont viajó a Bruselas, donde supuestamente se entrevistaría con dirigentes flamencos, pero no se descarta que pida asilo para no someterse a la justicia española, al igual que otros cinco integrantes de su partido que viajaron con él.

El líder secesionista despistó a la prensa al publicar en las redes sociales una fotografía del cielo de Barcelona desde su antiguo despacho en la sede de la Generalitat -Ejecutivo catalán-, junto con el mensaje “Bon día” (Buen día).

Sin embargo, Puigdemont no se encontraba dentro el edifi cio, según confi rmaron posteriormente fuentes cercanas al ex gobierno catalán, por lo que la foto fue tomada con anterioridad.

En paralelo la fiscalía avanza con las dos querellas, una contra el gobierno catalán destituido, que fue interpuesta en la Audiencia Nacional, máxima instancia penal española, y la otra contra las autoridades del parlamento regional, encabezadas por su presidenta, Carme Forcadell, presentada en el Tribunal Supremo, explicó Maza en conferencia de prensa en las sede de la Fiscalía.

Las acciones solicitan la citación urgente de los investigados y, en caso de incomparecencia, su “inmediata detención”.

Los delitos investigados son “rebelión, sedición, malversación” y otros conexos, el primero de ellos penado con hasta 30 años de prisión; de ahí que Maza abriera la puerta a que Puigdemont y el resto de acusados puedan ser encarcelados preventivamente, ya que la Fiscalía solicitará medidas cautelares.

Entre ellas, Maza pidió que a los 20 querellados (14 miembros del ex gobierno catalán y seis parlamentarios), se les imponga una fianza solidaria de 6,2 millones de euros para hacer frente al gasto público causado en el delito de malversación de caudales, en relación con el dinero utilizado para celebrar el referéndum del 1 de este mes, que había sido prohibido por la Justicia.

Los máximos responsables políticos de la Generalitat de Cataluña “con sus decisiones y actos a lo largo de estos dos últimos años, han producido una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada con total desprecio a nuestra Constitución el pasado 27 de octubre”, subrayó el jefe de los fiscales.

En tanto, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, aceptó la disolución de ese cuerpo legislativo, al respetar la desconvocatoria de una reunión ordinaria de la cá- mara para hoy, según dijeron a la Agencia Telam fuentes parlamentarias.

Forcadell acudió ayer por la mañana a la sede del Parlamento catalán, tal como lo reflejó en su cuenta de la red social Twitter, en la que posteó un video de su llegada a la Cámara con un mensaje: “Continuamos trabajando”.

Es que el reglamento del Parlamento catalán indica que Forcadell continúa siendo la presidenta hasta la celebración de las elecciones.

  • Independentistas anunciaron que se presentarán a las elecciones de diciembre

Los partidos independentistas Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y PDeCat (Partido Demócrata Europeo Catalán) anunciaron que se presentarán a las elecciones convocadas para el 21 de diciembre en Cataluña por el Ejecutivo español.

“Para consolidar la República no debemos desaprovechar ninguna oportunidad”, afi rmó el vocero de ERC, Sergi Sabrià, en conferencia de prensa en la sede de su partido en Barcelona tras una reunión de la que participó el cesado vicepresidente Oriol Junqueras.

El vocero subrayó que a los independentistas “no les dan miedo las urnas”, por eso participarán de los comicios autonómicos, aunque no precisó en qué formato lo harán, si solos o reeditarán la coalición Junts pel Si (Juntos por el Sí), con el PDeCat, el partido del ya ex presidente Carles Puigdemont.

Sabrià admitió que la “república catalana” proclamada por el parlamento regional el pasado viernes “no tiene capacidad para imponerse”, por eso reclamó “unidad” al independentismo de cara a los elecciones del 21 de diciembre, porque son una oportunidad para “consolidar” la secesión.

Por su parte, el PDeCat también confi rmó que participará en las elecciones, luego de una reunión en la sede partidaria encabezada por el ex presidente Artur Mas y sin la presencia del cesado Carles Puigdemont, quien despistó a todos con un viaje a Bruselas.

“El mensaje es claro y contundente: Señor Rajoy, nos vemos en las urnas”, dijo Marta Pascal, coordinadora general del PDeCat. No obstante, Pascal subrayó que su partido no acepta “la aplicación del artículo 155, una aplicación miserable, que busca acabar con nuestro autogobierno”, en referencia al marco legal que ampara la intervención en la norteña región y que es el marco en el que se llevarán a cabo las elecciones de las que aseguran que van a participar.