El presidente Donald Trump arribó ayer a la ciudad de Miami, para cumplir con una extensa y estratégica agenda electoral.

A pesar de ser el Condado Miami - Dade el epicentro global de la pandemia y al borde de un colapso sanitario, con más del 50% de la población infectada convirtiéndose en uno de los puntos críticos del mundo con 11,433 casos nuevos en 24hs. y 4,102 fallecidos, las normas de seguridad fueron obviadas por el mandatario.

El president Trump y su equipo de colaboradores, arribaron, pasado el mediodía de ayer al aeropuerto Internacional de Miami sin el barbijo protector, al igual que ninguna de las personas que salían del avión con él, donde tampoco se respetó el distanciamiento social, cuando saludó a los mandatarios locales que sí llevaban las mascarillas.

Los mandatarios que recibieron a Trump fueron, el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, el alcalde de la Ciudad de Doral Juan Carlos Bermúdez y los comisionados del condado José “Pepe” Díaz y Esteban Bovo, todos ellos y el personal de seguridad llevaban los barbijos correspondientes.

Cabe destacar que hace menos de una semana, el Alcalde Giménez instó a la población al uso obligatorio de la mascarilla y el cierre de varios comercios que no cumplían con las normas básicas de distanciamiento social.

La agenda

Como primera medida, el mandatario se dirigió al cuartel general Comando Sur ubicado en la ciudad de Doral, ubicado a pocos metros donde Trump

posee un Hotel cinco estrellas y el club de golf. Allí asistió para darle seguimiento a la operación antinarcóticos, que comenzó a desplegar en el mes abril, donde le dieron el reporte sobre la operación de desmantelamiento de tráfico de drogas en el Caribe, afirmaron los funcionarios de la Casa Blanca.

Trump llega a Doral, después de una reciente controversia en la que había aceptado reunirse con mandatario Venezolano Nicolás Maduro, una declaración poco feliz que levantó críticas en la comunidad Venezolana de Estados Unidos. En una breve reunión con disidentes y representantes Venezolanos y Cubanos, en la Iglesia de Doral Jesus Worship Center, volvió a dejar expresa su crítica al ex presidente Obama por los casi nulos esfuerzos, para levantar algunas sanciones en contra de Cuba. Así mismo, se refirió al “Apoyo al pueblo de Venezuela”, que solo lo hablaría si la reunión con Nicolás Maduro es para negociar la renuncia al poder.

El actual presidente Venezolano Nicolás Maduro y varios de sus funcionarios, están acusados de tráfico de drogas por el Ministerio de Justicia de Estados Unidos.

En una entrevista exclusiva con la cadena Telemundo 51, el mandatario Trump le afirmó al periodista José Díaz Balart ,que en las próximas semanas firmará una orden ejecutiva para legalizar a los “Dreamers” (estudiantes indocumentados que se han formado en las escuelas de EEUU, pero sus padres no han podido darles un estatus legal), esta orden ejecutiva, les otorgará un camino hacia la ciudadanía Americana. Por otra parte, resaltó los índices positivos de la economía que fueron los mejores en los últimos 67 años de la historia del país y que a partir del mes de junio, el índice de desocupación que había llegado a 14,7% en junio registró una baja del 11% y así seguirá bajando, hasta llegar a la cifra récord histórica del 3,4% de la población total.

Campaña electoral

El estado de la Florida, es considerado crucial para ganar las elecciones a la Casa Blanca. En las próximas elecciones del mes de noviembre, el actual mandatario busca la reelección y Florida es importante para definir las votaciones. Las estadísticas adelantan que si Trump pierde en la Florida, sus posibilidades de reelección, serían prácticamente nulas.

Los beneficios de que Trump haga su campaña en Miami, demuestra que quiere reforzar su idea y apoyo a los comerciantes, de que el coronavirus es una realidad y hay que vivir con ello.

Con gran despliegue policial y de seguridad privada, el mandatario se trasladó al Condado de Broward hacia Hillsboro Beach, donde se reunió con los principales simpatizantes de su postulación, para asistir al evento de recaudación de fondos para su campaña electoral.

Con estrictas normas de seguridad y sanitarias se llevó a cabo la gala, donde pudo trascender que la invitación tenía un costo de $580,600 dólares por pareja, sin dar a conocer quién organizó el evento, bajo estrictas normas de seguridad.

Todos los invitados fueron testeados para el COVID-19, antes de interactuar con el presidente, tomandoles la temperatura, cada vez que se acercaban a él.

Donald Trump sigue de cerca los pasos de su opositor Joe Biden, quien además de estar 8,8 puntos por encima de Trump en las encuestas, la recaudación de fondos para la campaña también superó a la del Republicano Donald Trump. Biden recaudó $1410 millones de dólares, mientras que Trump informó $131 millones de dólares.

El estado de la Florida, se encuentra entre los votos mayoritariamente republicanos y es reconocido en las urnas, donde gana la mayoría de inmigrantes Cubanos que votan por el actual, partido oficialista.

Es sabido que el desarrollo inmobiliario del actual mandatario, posee sus bases en el estado del Sol, siendo un epicentro de influencia entre empresarios y desarrolladores de bienes raíces que buscan la representación de Trump, para mejorar sus negocios en el país.

Camino a las elecciones de noviembre

El Coronavirus cambió el mapa electoral y de campaña de ambos candidatos a la presidencia. Mientras que Trump sigue desafiando al virus y convoca a sus seguidores a convocarse en eventos públicos y cerrados, Biden opta por hacer su campaña por teleconferencia y en reuniones más conservadoras, prometiendo el crecimiento del país, luego de la pandemia.

Ambos coinciden en volcar la mirada como aliados estratégicos hacia latinoamérica, las pésimas relaciones comerciales y el cierre del Mercado con China, logran que las producciones vuelvan a paises de latinoamérica, exaltando la relación comercial con México y Brasil, para desarrollar alianzas económicas en pos del crecimiento industrial de los Estados Unidos, previsto para el segundo trimestre del año próximo.