Alemania atraviesa una situación sanitaria muy complicada. La cuarta ola de coronavirus (Covid-19) ya llegó al país y las autoridades tienen un objetivo claro: alentar a la población a una vacunación masiva antes del invierno.

El último jueves, hubo 65.371 casos positivos de covid-19 y se encendieron las alarmas"Vamos a tener una Navidad realmente terrible si no actuamos ahora", aseguró Lothar Wieler, director del  Instituto Robert Koch (RKI), una agencia que se encarga del control y prevención de enfermedades.

Quien advirtió severamente lo que será el futuro de la población, en caso de no completar con el esquema de vacunación recomendado, fue Jens Spahn, ministro de Salud de Alemania. "Probablemente, al final de este invierno, prácticamente todos en  Alemania, como se ha dicho ya de manera cínica, estarán vacunados, sanados o muertos", dijo.

Además, con la posible llegada de la variante Delta, el ministro reiteró que "por eso insisten tanto en recomendar la vacuna".  "Tenemos una situación muy, muy difícil en muchos hospitales", remarcó.

Actualmente, la tasa de vacunación en Alemania es de las más bajas en Europa. El 68 % de la población cuenta con el esquema completo para combatir el coronavirus.

Por su parte, Spahn no considera que la obligatoriedad de la vacuna "rompa con la cuarta ola", aunque sí habló de una "obligación moral y solidaria" en lo que respecta a vacunarse.

La regla de las 3G

En Alemania ya se empieza a hablar de la implementación de esta regla: vacunados ("geimpfte"), curados ("genesene") y  testeados (getestet). La misma comenzará a regir para evitar aglomeraciones en lugares públicos como restaurantes y salas de conciertos, o también en transportes públicos

La intención con los no vacunados es restringir su acceso a los sitios mencionados. "Necesitamos poner freno rápidamente al aumento exponencial de nuevas infecciones y de la ocupación de camas en unidades de cuidados intensivos", declaró la canciller Angela Merkel hace algunos días.

Bayern Múnich, el primer equipo de fútbol que alienta la vacunación

El elenco bávaro tomó una decisión sin precedente alguno. La directiva del seis veces campeón de la UEFA Champions League le rebajará el salario a cuatro futbolistas del plantel que no se encuentran vacunados.

Además, probablemente, haya más sanciones que influyan, en este caso, en el aspecto deportivo de los profesionales.