Al menos 26 personas murieron y otras ocho resultaron heridas en el ataque suicida a un templo de la minoría sij en Kabul, capital de Afganistán, en una acción que fue reivindicada por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

"El ataque terrorista de hoy terminó con la muerte de uno de los terroristas. Desafortunadamente en este ataque terrorista 25 civiles murieron, y ocho personas más resultaron heridas", informó el Ministerio del Interior en un comunicado.

Todas las víctimas del ataque eran miembros de la minoría sij, precisó a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Arian.

El atentado por parte de varios "atacantes suicidas" comenzó hacia las 7.45 hora local (3.15 GMT) en un templo sij en el centro de la capital afgana, adonde acudieron de inmediato las fuerzas de seguridad, afirmó a Efe el portavoz del Ministerio del Interior, Tariq Aryan.