El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, invitó a los países con mayor afluencia de turismo de la Unión Europea a una videoconferencia para coordinar una gradual relajación de las restricciones para viajeros que se resolvieron para frenar la pandemia de coronavirus.

Maas invitó a la conferencia virtual a sus pares de España, Italia, Austria, Grecia, Croacia, Portugal, Malta, Eslovenia, Chipre y Bulgaria, según consignó la agencia DPA.

En principio continuará inicialmente en vigor hasta el 14 de junio la advertencia internacional de viaje para turistas alemanes emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, pero tras esa fecha Mass quiere levantar esta restricción en forma gradual en primer lugar en los países europeos, siempre que no haya un aumento de contagios con la Covid-19.

La base de las discusiones son las directrices para el turismo en crisis presentadas por la Comisión de la UE hace unos días.

El gobierno federal seguirá adhiriéndose al principio de que solo se permitirá el ingreso al país hasta mediados de junio a quienes viajen para trabajar o que puedan dar una razón válida. Sin embargo, la Policía reconoce ahora más razones para ingresar al país que antes, incluyendo la visita de un amigos y familiares no directos, propósitos de estudio y el mantenimiento de un piso alquilado.

De todos modos, Maas declinó estimar cuánto tiempo podría pasar hasta que la llamada zona Schengen se abriera completamente sin controles fronterizos, porque todo depende de los progresos que se evidencien en la lucha contra el coronavirus.