El ministro del Interior de Alemania, Thomas de Maizière, estimó que, en caso de que el bloque conservador liderado por la canciller Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) lleguen finalmente a un acuerdo para sellar una gran coalición, el nuevo Gobierno alemán se formaría, como pronto, en marzo.

"Si tomo como base el calendario del SPD en el que en primer lugar figuran primeros contactos para sondear una posible alianza, después el congreso federal del partido, a continuación las negociaciones y posteriormente la votación de la militancia, estaríamos hablando, en el caso de que haya acuerdo para una formación de Gobierno, de que éste seguramente no se produciría antes de marzo", explicó el político conservador, miembro de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Merkel.

En una entrevista que publican los diarios regionales del grupo mediático alemán Funke, De Maizière ha abogado por que los dos principales partidos del país cierren un acuerdo previo sobre la reagrupación familiar de los refugiados, una de las cuestiones en las que existen mayores diferencias entre las partes y que, a priori, se perfila como la que generará mayor controversia durante las negociaciones.

Acompañada por su aliado bávaro de la Unión Cristiano Social (CSU), Horst Seehofer, la canciller se reunirá este miércoles en Berlín con el líder del SPD, Martin Schulz, para explorar las posibilidades de reeditar la gran coalición que ha gobernado Alemania durante los últimos cuatro años.

El encuentro se produce después de el jueves último las bases del Partido Socialdemócrata dieran luz verde para que la cúpula del partido iniciase unas primeras negociaciones "con final abierto" con el bloque conservador de Merkel.

A pesar del avance que supone que los dos principales partidos del país se sienten a la mesa para explorar la formación de un posible Ejecutivo, el de este miércoles es simplemente un acercamiento inicial.