La radioactividad en la zona de exclusión de Chernobyl es 16 veces mayor de lo normal. La región sufre una serie de incendios hace varios días, los cuales avanzan en forma constante y ya están a dos kilómetros de los depósitos de residuos radioactivos, denunció Yaroslav Emelianenko, miembro del consejo de la Agencia Estatal para la Gestión de la Zona de Exclusión.

“El fuego llegó a Prípiat y se encuentra a dos kilómetros de los depósitos Pidlisny, donde se guardan los residuos más radiactivos de toda la zona de Chernobyl”, confirmó el experto en su Facebook.

La radiación todavía no afecta a la ciudad de Chernobyl o a Kiev, sino que se mantiene en la ciudad abandonada de Vladimirovka, la cual forma parte de la Zona de Exclusión y fue donde comenzaron los incendios.

Desde el comienzo del problema, Ucrania está llevando a cabo un megaoperativo para contener los fuegos, en el que participan dos aviones, un helicóptero y más de 100 bomberos. Sin embargo, el avance no pudo ser controlado pese a las grandes cantidades de agua lanzadas en el área. Los incendios, además, están provocando una perdida importante de la vegetación de la zona.

"El problema de prender fuego a la hierba por ciudadanos descuidados en primavera y otoño ha sido un problema muy agudo para nosotros. Todos los años vemos la misma imagen: campos, cañas, bosques quemados en todas las regiones", contó un experto.

Por ahora, el fuego se encuentra alejado del reactor principal que además, se encuentra encerrado en un gran sarcófago de acero y hormigón. Además,  Ucrania lucha con aviones hidratantes y un cuerpo de 124 bomberos en tierra.

El aumento en los niveles de radiación parecen no alcanzar a la ciudad de Kiev, capital de  Ucrania. En la zona del fuego, el domingo  5 de abril se detectaron niveles de radiación en el límite por debajo de los valores aceptables para el ser humano.