La firma Amazon acusó al presidente estadounidense, Donald Trump, de haber presionado para que el Pentágono cerrara en octubre un contrato de almacenamiento de datos en línea de U$S10.000 millones con su rival Microsoft.

Según el gigante del comercio en línea, el presidente "realizó de forma repetida ataques públicos y entre bambalinas" para que Amazon no obtuviera el contrato de 10 años, destinado a modernizar los sistemas informáticos de las fuerzas armadas estadounidenses con el uso de inteligencia artificial.

La división Amazon Web Services (AWS), que domina el sector del almacenamiento de datos en la nube y suministra servidores seguros a otros organismos gubernamentales estadounidenses, incluida la CIA, se consideraba la favorita para obtener el contrato.

En un documento de un centenar de páginas, la compañía de Seattle (noroeste) considera que la hostilidad de Trump hacia el director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, al que considera "un enemigo político", tuvo mucho que ver con la decisión del Pentágono.

En su queja ante la justicia, Amazon pide al Pentágono que "reevalúe las ofertas de manera justa y sin influencias inapropiadas, directas o indirectas".