A dos meses proclamar el fin de la guerra contra el derrotado Estado Islámico (EI), el gobierno de Irak anunció que Estados Unidos iniciará la retirada gradual de sus tropas en territorio del país árabe.

"Tras la victoria sobre el EI, empezó la coordinación con Estados Unidos para la retirada de sus tropas" señaló el portavoz del gobierno iraquí, Saad al Hadizi, quien enfatizó que la reducción aún está en sus etapas iniciales y que el repliegue del las fuerzas estadounidenses será gradual.

Sin embargo, aclaró que Estados Unidos seguirá apoyando al ejército iraquí "con formación y armas", informó la agencia de noticias EFE.

El embajador estadounidense en Irak, Douglas Silliman, afirmó el pasado 10 de enero que Washington reduciría sus tropas de forma gradual en los meses siguientes.

Además, anunció que su país aportaría 75 millones de dólares adicionales para "apoyar la estabilización de Irak después de su liberación del EI", lo que eleva a 150 millones de dólares los fondos destinados a este concepto en 2018.