Un corte masivo de electricidad dejó sin luz a alrededor de 70.000 personas en gran parte del centro de Manhattan durante varias horas en las cuales un coro y los elencos de los musicales de Broadway entretuvieron a los turistas con actuaciones improvisadas en la calle.

Los apagones se produjeron cuando comenzaban varios espectáculos que tuvieron que ser cancelados y el suministro se restableció a la medianoche. Las estaciones de metro tuvieron que cerrar y los semáforos dejaron de funcionar provocando que miles de personas tuvieran que salir a la calle. En el Madison Square Garden, el apagón obligó a poner fin repentinamente a un concierto de Jennifer López. "Obviamente estoy destrozada y devastada", ha dicho López, nativa del Bronx, a través de Twitter. "Lamento mucho que esto haya ocurrido en medio de nuestro momento, en nuestro show".

El corte de luz fue motivado por una explosión de un transformador que paralizó el suministro de energía al metro, las tiendas y a los teatros de Broadway. Pero, según se informó, no se produjeron víctimas fatales, y el suministro comenzó a restablecerse lentamente hasta que a medianoche del sábado ya estaba completo.

Nueva York ha sufrido apagones a gran escala en el pasado, como el ocurrido durante el huracán Sandy en 2012 o el apagón generalizado de 2003 en todo el noreste de Estados Unidos que dejó a la mayor parte de la ciudad sin electricidad durante un día.