El Gobierno de Arabia Saudí calificó de "inaceptable" la reciente captura del barco petrolero de bandera británica Stena Impero por la Guardia Revolucionaria de su gran enemigo regional, Irán, al que ha acusado de violar la ley. "Cualquier ataque a la libertad de navegación es una violación del derecho internacional", declaró el secretario de Estado para Asuntos Exteriores saudí, Adel al Jubeir Adel Al Jubeir a través de su cuenta de Twitter.

El Stena Impero fue apresado el viernes con 23 personas a bordo --de Rusia, India, Letonia y Filipinas-- mientras navegaba por aguas internacionales cerca del estrecho de Ormuz por una presunta violación del Derecho del Mar, según informó entonces la Guardia Revolucionaria.

Ya el sábado, el jefe de la Organización Marítima y de Puertos de la provincia iraní de Hormozgán, Alá Morad Afifipoor, detalló que el Stena Impero "colisionó con un barco pesquero" que intentó contactar con el petrolero británico, pero no obtuvo respuesta, por lo que dio aviso a las autoridades iraníes.

" Irán debe darse cuenta", añadió Al Jubeir, "de que sus actos de interceptación de barcos, incluido el más reciente del barco británico, son completamente inaceptables y la comunidad mundial debe tomar medidas para desalentar ese comportamiento".