La ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini, se reunieron este lunes con el embajador británico en Argentina, Mark Kent, para proponerle la fabricación y envase local de la vacuna contra el covid-19 del laboratorio AstraZeneca.

Vizzotti y Nicolini "se reunieron hoy (por este lunes) con el embajador del Reino Unido en Argentina, Mark Kent, en el marco de la colaboración bilateral que llevan adelante los países en materia sanitaria, en el actual contexto de pandemia de covid-19", informó el Ministerio de Salud en un comunicado.

Según trascendió en diversos medios, durante el encuentro ambas funcionaras le propusieron al embajador que el proceso entero de producción de la vacuna de AstraZeneca se realice en el país.

El encuentro se produjo poco después de la reunión virtual que la ministra Vizzotti sostuvo con el ministro para el Despliegue de Vacunas contra el covid-19 del Reino Unido, Nadhim Zahawi, en función de la experiencia y liderazgo desarrollados en la campaña de vacunación en ese país.

"La propuesta es seguir explorando la posibilidad de trabajar técnicamente con los equipos de Reino Unido en materia de colaboración de salud", indicó Vizzotti.

Los problemas con AstraZeneca

La propuesta del Gobierno se da luego de los retrasos para la llegada de la vacuna de AstraZeneca al país debido a la demora de su envase en México.

Aunque la vacuna producida por el laboratorio anglo-sueco junto a la Universidad de Oxford ya se inoculó en el país, las dosis que se aplicaron son las que llegaron a través del mecanismo Covax o desde la India, bajo el nombre de Covishield.

En cambio, no llegó ninguna de las 22,4 millones producidas en Argentina y envasadas en México, debido a problemas logísticos en este último país, cuando el contrato establecía que comenzarían a arribar en marzo.

En este escenario, y ante la llegada de la segunda ola, Vizzotti se reunió la el miércoles de la semana pasada con los directivos de AstraZeneca en Argentina y les reclamó por la llegada de las dosis. 

Además, el canciller Felipe Solá apuntó contra el laboratorio al afirmar que "AstraZeneca es el principal problema de Argentina" en cuanto a la falta de vacunas y admitió abiertamente que "hay una presión muy fuerte" del país para que finalmente lleguen las dosis adeudadas.

El jueves, un día después de la reunión con Vizzotti, AstraZeneca emitió un comunicado en el que reconoció un "incumplimiento" del contrato con Argentina debido a un "retraso" en la elaboración de las dosis.

El laboratorio dijo que la demora se debió a “rendimientos del proceso inferiores a lo anticipado para los lotes iniciales y acceso limitado a insumos críticos”.

La producción local de la vacuna de Sinopharm y de la vacuna israelí

En paralelo, este mismo lunes Vizzotti y Nicolini mantuvieron dos encuentros virtuales esta mañana con autoridades y empresarios de China e Israel para dar inicio formal a conversaciones sobre la posibilidad de producir la vacuna Sinopharm y la vacuna israelí en Argentina.

En la reunión con en embajador chino, Zou Xiaoli, y directivos de Sinopharm, Vizzotti puso en valor la “relevancia estratégica” que tiene para nuestro país “la posibilidad de colaborar y ser parte de la investigación y la cadena de producción de vacunas que se utilicen en Argentina e incluso en Latinoamérica en el mediano y largo plazo”.

Por otra parte, la ministra de Salud conversó con el equipo de Hadassah Internacional, que produce la vacuna de Israel, para para dar inicio al trabajo de cooperación e intercambio de experiencias en prevención y lucha contra el coronavirus, investigación y desarrollo de vacunas y fármacos. La próxima semana, personal del Hospital Hassadah vendrá a Argentina para continuar con las conversaciones de manera presencial.

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19