Las autoridades de Brasil arrestaron a ocho directivos de tres de las más grandes compañías suministradoras de petróleo en el mercado interno. Según informó el sitio web Veja, se les imputa la restricción del mercado y perjuicio a la libre competencia.

Los arrestos, como también registros en casas y oficinas, han afectado a las empresas Petrobras Distribuidora, Ipiranga (subsidiaria de Ultrapar) y Raízen (una empresa conjunta de Cosan y Royal Dutch Shell), que en conjunto controlan el 70 % del mercado.

El analista Pedro Fonseca señaló que en el fundamento de la imputación se le achaca a los brazos logísticos de las compañías pactar las cotizaciones de los combustibles en las estaciones gasolineras, "lo que implicaría una violación a las reglas del mercado brasileño".

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos