Diez personas sospechosas de planificar un atentado fueron detenidas ayer en un operativo de seguridad en los alrededores de París, en la costa mediterránea, en el sur de Francia, y en Suiza. Las fuerzas de seguridad sospechan que los detenidos - nueve en Francia y uno en Suiza- preparaban un atentado, según informaron fuentes de la investigación citadas por los medios locales y la agencia de noticias EFE.

El canal de televisión francés BFMTV detalló que los sospechosos -a los que no se les encontró ni armas ni explosivoshabían intercambiado mensajes en una red social que hacían pensar que preparaban un acto violento. Un individuo en Suiza se había contactado con los otros nueve en Francia a través de la red Telegram, un medio que suelen utilizar los atacantes islamistas.

En base a esa información, las fuerzas del orden decidieron arrestarlos para comprobar si habían materializado esa amenaza. Los detenidos son hombres de 18 a 65 años entre los que hay dos parejas de hermanos.

En su captura estuvieron implicados agentes de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) y de la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI, los servicios secretos), apoyados por otros del RAID, cuerpo de élite de la Policía.

Las detenciones se realizaron en el departamento de Val de Marne, al este de la región de París, así como en las ciudades de Menton y Aix en Provence, y en una ciudad de Suiza, que aún no fue identificada, según el canal BFMTV.

El operativo se realizó en el marco de una investigación judicial por terrorismo abierta desde mayo por la Fiscalía de París, la instancia judicial competente en acciones terroristas para todo el territorio francés.