La anulación al derecho del aborto por parte de la Corte Suprema de Justicia estadounidense encendió un debate y un repudio que traspasó las fronteras del país protagonista y se replicó en todo el mundo. En ese sentido, artistas locales estadounidenses se pronunciaron en contra de la marcha atrás que dieron a la sentencia Roe vs Wade de 1973.

Durante la década de los setenta fue el mismo caso que llevó al histórico fallo que luego sentó las bases para que el aborto sea un derecho constitucional en Estados Unidos. La decisión mayoritaria marcó un derecho absoluto al aborto durante el primer trimestre de embarazo.

A raíz de la decisión, 26 de los 50 estados ya se aprobaron o aprobarán leyes que prohiban la interrupción voluntaria del embarazo.

“El derecho al respeto de la vida privada, presente en la 14ª enmienda de la Constitución, es suficientemente amplio para aplicarse a la decisión de una mujer de poner fin o no a su embarazo”, especificaba la decisión tomada por la Corte y que, cincuenta años después, terminó dando marcha atrás.

La medida adoptada por la Corte Suprema dejó la potestad de la aplicación de regulaciones sobre el acceso al aborto en manos de cada estado, y 26 de los 50 ya aprobaron o aprobarán leyes que prohíben la interrupción voluntaria del embarazo, mientras que otros promulgaron medidas estrictas que regulan el procedimiento.

El repudio de los artistas estadounidenses

Ahora, distintas personalidades de la música, cine y televisión estadounidense mostraron el rechazo frente a la anulación del derecho al aborto legal y seguro en el país norteamericano. Figuras como Taylor Swift, Billie Eilish, Pearl Jam, entre otros expresaron su disconformidad con la decisón. Michelle Obama, la exprimera dama, también emitió un comunicado.

"Tengo el corazón roto por todas las personas en este país que acaban de perder el derecho fundamental de tomar decisiones coherentes sobre sus propios cuerpos", expresó la pareja del expresidente Obama. 

A esa declaración, la cantante Taylor Swift citó el tweet en donde se expresó Michelle Obama, y agregó: ""Estoy absolutamente horrorizada de que este sea el lugar en el que estamos, de que después de tantas décadas de lucha por los derechos de las mujeres sobre sus propios cuerpos, esta decisión nos haya despojado de eso".

Por su parte, la intérprete Billie Eilish se enteró de la noticia desde su presentación en el escenario del festival de música Glastonbury, y señaló que se trataba de "un día realmente muy oscuro para las mujeres". "Sólo voy a decir eso porque no puedo soportar pensar en esto más tiempo", agregó.

La cantante de 25 años Phoebe Bridgers, una de las nuevas referentas de la música indie pop, también se encontraba presente haciendo su performance musical en el Festival Glastonbury cuando se enteró de la noticia. Meses atrás, cuando la polémica por una posible anulación del aborto se puso en carpeta, la joven reveló que en 2021 se realizó un aborto gracias a la gestión de las clínicas Planned Parenthood.

Ahora, Bridgers se mostró muy enojada por la decisión de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos y gritó frente a su público: "A la mierda con Estados Unidos. A la mierda con ustedes. Todos estos viejos irrelevantes de mierda intentando decirnos qué tenemos que hacer con nuestros malditos cuerpos".

Los artistas masculinos también salieron a hablar sobre el tema, entre ellos la banda de grunge Pearl Jam. Su líder, Eddie Vedder, comentó: ""Las personas deberían tener la libertad de elegir. Esta decisión impacta a todos y afectará en particular a las mujeres pobres que no pueden permitirse viajar para acceder a la atención sanitaria. Nos mantendremos activos, no vamos a dar un paso atrás ni nos daremos por vencidos. Las elecciones tienen sus consecuencias". 

Phoebe Bridgers reveló haberse hecho un aborto en el pasado

El reconocido Jack White fue otro de los músicos que se sumó a la oleada cuando en su perfil de Instagram felicitó irónicamente a su país y criticó la raíz conservadora del fallo de la Corte Suprema, conformada en la actualidad por nueve magistrados, entre ellos tres designados por el expresidente Donald Trump.

"Ahora estos jueces, completamente desinterados e insensibles a lo que la verdadera mayoría quiere y necesita, llevaron al país a los años 70 para empezar desde cero la pelea por los derechos de las mujeres. No puedo creer haber tipeado todo esto y que sea verdad, ¿es una mala película?", se preguntó.

El baterista Questlove, el premiado cantante y pianista John Legend, la legendaria Carole King, Alicia Keys, Zara Larsson y las cantantes de pop Charlie XCX y Lizzo -que donará parte de la recaudación de su próximo show a la organización Planned Parenthood- también estuvieron entre quienes se pronunciaron en repudio a la medida.

Hollywood en contra la suspensión del aborto

Los actores y actrices también se sumaron al rechazo de la Corte Suprema estadounidense. Las ganadoras del Oscar, Viola Davis, Halle Berry, Patricia Arquette y Ariana DeBose, entre otras, se mostraron en contra a la suspensión del aborto.

Las actrices Sophia Bush, Rachel Zegler, Cynthia Nixon, Emily Osment, Jenny Slate, Busy Phillips, Kathy Griffin, Elizabeth Banks, Aisha Tyler, Keke Palmer y Alyssa Milano y la productora Shonda Rhimes, por su parte, se expresaron públicamente sobre el tema.

Agunos varones del circuito también utilizaron sus plataformas para manifestarse, como el actor Mark Ruffalo, que venía de participar en las movilizaciones llevadas a cabo semanas atrás en Nueva York frente a la posibilidad finalmente concretada por la cabeza del Poder Judicial, así como sus colegas Danny DeVito, Seth MacFarlane, Jon Favreau, Josh Gad, Ken Olin, Mandy Patinkin, John Cho y Billy Eichner.