La farmacéutica AstraZeneca aseguró hoy que "no hay pruebas" de que su vacuna contra el coronavirus provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre. Este comunicado surgió como respuesta a la decisión de varios países de suspender su utilización. La ONU respaldó a la compañía británico-sueca

La empresa emitió el comunicado luego de haber realizado "una revisión minuciosa" de los datos disponibles sobre quienes recibieron la vacuna en Reino Unido y la Unión Europea (UE).

"Unos 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general", explicó la farmacéutica europea a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

Según la agencia DPA, Taylor consideró también que “la naturaleza de la pandemia” generó que haya un aumento en “la atención sobre casos individuales”.

Los países que frenaron la vacunación con AstraZeneca

Irlanda y la región italiana del Piamonte fueron los últimos en anunciar la suspensión del uso de la vacuna de AstraZeneca luego de Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia y Tailandia.

Sin embargo, en la región italiana las autoridades anunciaron hoy que se reanudó la inmunización con la vacuna de Oxford-AstraZeneca tras haber suspendido la vacunación durante unas horas por precaución luego de que falleciera un docente vacunado. Acto seguido se detectó el lote del que procedía la vacuna administrada  y se apartó, explicó la región del Piamonte el domingo por la noche en su página web, según informó la agencia AFP.

La OMS respaldó a AstraZeneca

Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró el viernes que "no hay razón para no usar" la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus.


“Es importante señalar que la Agencia Europea de Medicamentos ha dicho que no hay indicios de un vínculo entre la vacuna y los coágulos de sangre, y que la vacuna puede seguir utilizándose mientras su investigación está en curso”, explicó el director de la agencia de la ONU, Tedros Adhanom Gebreyesus.


Actualmente, el Comité Asesor Mundial sobre Seguridad de las Vacunas está evaluando los informes actuales sobre la vacuna AstraZeneca: “Tan pronto como la OMS haya obtenido una comprensión completa de estos eventos, los hallazgos y cualquier cambio en nuestras recomendaciones actuales se comunicarán inmediatamente al público”, dijo el experto.


Tedros recordó que hasta ahora se han administrado más de 335 millones de dosis de vacunas COVID-19 en el mundo sin ninguna muerte reportada: “Pero al menos 2.600.000 millones de personas han muerto a causa del virus. Y más seguirán muriendo cuanto más tiempo se tarde en distribuir las vacunas de la forma más rápida y equitativa posible”, expresó.