Alberto Lacalle Pou asumió la Presidencia de Uruguay en una ceremonia en el Palacio Legislativo en la que afirmó que "el pueblo pidió un cambio, pero un cambio basado en acuerdos", y prometió un "diálogo constante con los partidos que no participan de este gobierno y con las asociaciones civiles".

El titular del Senado, el ex presidente y líder del Frente Amplio (FA), José Mujica, fue quien le tomó juramento y lo declaró investido, un trámite que dio pie al primer discurso presidencial del líder del Partido Nacional.

"Estamos aquí para continuar con lo que se hizo bien, cambiar lo que se hizo mal y sobre todo para hacer lo que no se supo o no se quiso hacer", agregó el mandatario, quien en su discurso se concentró en el "retroceso en materia educativa" y la "creciente inseguridad".

Al referirse al Mercosur, dijo: "Hay que fortalecer la región, el Mercosur, y al mismo tiempo tratar de flexibilizar el bloque para que cada socio pueda avanzar en sus proyectos bilaterales", propuso el mandatario, que agregó: "Si dejamos de lado cuestiones ideológicas que nos pueden diferenciar, el bloque nos puede fortalecer en el concierto internacional".

Los presidentes Jair Bolsonaro de Brasil y Mario Abdo Benítez de Paraguay estuvieron en Montevideo, junto a Sebastián Piñera de Chile, e Iván Duque de Colombia. En representación del presidente argentino, Alberto Fernández, estuvieron el canciller Felipe Solá y el futuro embajador Alberto Iribarne.