Con su mano derecha levantada y su mano izquierda sobre una biblia familiar, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden dará inicio este miércoles la hora cero de su administración frente a la Casa Blanca. 

"Juro solemnemente que cumpliré fielmente el cargo de presidente de los Estados Unidos, y lo mejor que pueda, preservaré, protegeré y defenderé la constitución de los Estados Unidos", recitará el demócrata, en una ceremonia marcada por la tensión tras el asalto al Capitolio y que lo investirá formalmente como el 46º ocupante del Ejecutivo norteamericano. 

Donald Trump agregó "Dios me ayude" al final del juramento, aunque la disposición constitucional no contiene esta apelación divina

No será la primera vez que Biden presta juramento a un cargo de impacto nacional: cuenta con experiencias similares, incluidas siete veces como senador y dos como vicepresidente de Barack Obama. Esta vez lo hará frente al presidente del Tribunal Supremo, el juez de tendencia conservadora John Roberts.

Las palabras que deberá replicar el nuevo líder norteamericano provienen del Artículo II, Sección 1, Cláusula 8 de la constitución, que requiere que un presidente entrante preste este juramento “antes de entrar en la ejecución de su cargo”. Todos los presidentes, desde George Washington a Donald Trump prestaron juramento bajo la misma fórmula con cada cambio de administración y cada reelección. Otros funcionarios federales también están obligados a prestar juramento, aunque la constitución no especifica las palabras.

Presidentes de Estados Unidos: Historia de las palabras elegidas

Los juramentos del cargo no son una invención estadounidense: los parlamentarios de Gran Bretaña se compromenten a "ser fieles y ser fieles a Su Majestad, sus herederos y sucesores, de acuerdo con la ley". 

Los parlamentarios de Gran Bretaña se comprometen a "ser fieles y ser fieles a Su Majestad"

En China, los funcionarios públicos prometen fidelidad a la constitución y “ser leales a la patria, ser leales a la gente, mostrar el mayor respeto por mi deber, llevar adelante los asuntos públicos con integridad, aceptar la supervisión de la gente y trabajar para un gran país socialista moderno, próspero, fuerte, democrático, culturalmente avanzado, armonioso y bello ”. 

En Egipto, el presidente jura "al gran dios Alá" que "protegerá el sistema republicano (...) y trabajará por el bien de la gente".

Con estos antecedentes, la pieza central del juramento presidencial norteamericano se sitúa en el compromiso de "preservar, proteger y defender la constitución", palabras que estaban ausentes en los primeros borradores (una versión de julio de 1787 incluía solo la línea “ejecutar fielmente”, sin referencia a la constitución) pero se convirtieron en un tema destacado a los ojos de quienes prestaron juramento. 

El tercer presidente, Thomas Jefferson, bajó las expectativas en su primer discurso inaugural al declarar la presidencia una "tarea ... por encima de mis talentos"; el "vigor constitucional" del gobierno, declaró, es "el ancla de la hoja de nuestra paz en casa y seguridad en el exterior". 

Thomas Jefferson, presidente de los Estados Unidos

En 1837, Martin Van Buren postuló: “El principio que me regirá en el alto deber al que me llama mi país es una estricta adhesión a la letra y el espíritu de la constitución”. 

Cómo será el juramento de asunción de Kamala Harris

Joe Biden y Kamala Harris

La jueza Sonia Sotomayor será la encargada de concretar el pasaje formal a Kamala Harris, la primera mujer, de ascendencia negra y del sur de Asia en ocupar el cargo de vicepresidenta.

Harris poyará su mano sobre una Biblia que alguna vez fue propiedad de Thurgood Marshall, un abogado de derechos civiles y el primer juez negro de la Corte Suprema.

La investidura de ambos se celebrará con un público reducido debido a los protocolos para evitar los contagios por coronavirus, y su dispositivo de seguridad será el más potente de la historia del país, con hasta 25.000 militares desplegados en Washington, ante los temores de nuevos ataques tras el asalto al Capitolio. 

Operativo de Seguridad inédito en el Capitolio