El nuevo gobierno de Austria anunció las directrices de su plan para lograr la neutralidad energética para 2040. Se ha fijado para ello varios hitos: el primero, en 2030, para cuando espera obtener el cien por cien de su suministro de electricidad de fuentes renovables. La energía del sol será uno de los pilares más fuertes de la estrategia austriaca.

El plan del gobierno contempla 11 TWh de instalaciones de este tipo para 2030. Y los techos solares será un gran impulso para alcanzar este objetivo. Según los planes gubernamentales de los que se ha hecho eco la web Solarpowereurope, una parte del plan pasa por la instalación de un millón de techos solares en los tejados austriacos.

Esta medida estaría alineada con la campaña europea #Solar4Buildings, que exige la instalación de energía solar en todos los edificios residenciales, comerciales e industriales nuevos y renovados en la UE.