Un proyecto legislativo para aplicar un impuesto a las mayores fortunas de Chile, fue aprobado por amplia mayoría en la Cámara de Diputados del país trasandino.

La iniciativa establece un impuesto por única vez de 2,5% al patrimonio neto de aquellas personas con domicilio o residencia en Chile que al 31 de diciembre de 2020, tenían una fortuna superior a los 22 millones de dólares, según indicaron medios locales.

Los impulsores de la iniciativa esperan recaudar unos 6 mil millones de dólares, que permitirían al Estado entregar una renta básica de emergencia equivalente al nivel de pobreza a la gran mayoría de las familias chilenas.

Judicialización

La propuesta incluye un aumento transitorio, hasta el 30%, del impuesto a la renta de las grandes empresas, además de eliminar exenciones tributarias.

De todas maneras, la iniciativa vuelve a la Comisión de Constitución de la Cámara baja, donde se analizarán algunas modificaciones, antes de continuar su trámite legislativo.

Analistas advirtieron que esto augura nuevos roces con el gobierno, que recibió numerosas críticas tras anunciar su decisión de llevar al Tribunal Constitucional ( TC) la propuesta de un tercer retiro del 10% de los fondos de pensiones.

La administración de Sebastián Piñera,  anunció que también llevará el impuesto a los súper ricos al Tribunal Constitucional.