Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EEUU cayeron en más de 200.000, hasta las 1,186 millones. Si bien la cifra sigue siendo extraordinariamente elevada, está más cerca la zona psicológica del millón y trae cierto alivio, aunque existe gran incertidumbre sobre el dato de empleo oficial del mes de julio que se publicará en las próximas horas.

Se espera que el dato oficial no sea tan vigoroso como los revelados en mayo y junio, que mostraron un aumento del empleo mensual de de varios millones. Estados Unidos sumó 4,8 millones de empleos en el mes de junio y la tasa de desempleo cedió desde el 13,3% en mayo al 11,1 por ciento. En mayo se crearon otros 2,5 millones de puestos de trabajo netos.

Al respecto, la consultora de recursos humanos ADP presentó un más que decepcionante dato de creación de empleo (la antesala al dato oficial que se presenta mañana) en el mes de julio en EEUU. De acuerdo con la consultora se crearon 167.000 puestos de trabajo en ese mes, cuando los expertos esperan que el dato oficial arroje alrededor de 1,5 millones de puestos de trabajos creados.

Los rebrotes y la incertidumbre que rodea a la primera economía del mundo dejaban entrever que los datos de empleo no iban a ser tan contundentes como los de mayo o junio, pero en ningún caso se esperaba que la creación de empleo se detuviera tan rápido cuando aún hay millones de desempleados por la crisis del covid-19 en EEUU.