El director del Banco de Inglaterra (BoE), Andrew Bailey, instó a los bancos a intensificar los preparativos por si el Reino Unido no llega a un acuerdo de comercio posterior al Brexit con la Unión Europea (UE), en medio de un estancamiento en las negociaciones entre el gobierno británico y Bruselas.

Según informó la cadena de televisión británica Sky News, Bailey habló con los principales banqueros del Reino Unido y les advirtió que deberían acelerar la planificación para que el período de transición culmine a finales de año sin un acuerdo.

La recomendación de Bailey surge en medio del impacto que enfrentan los bancos por la pandemia del coronavirus en sus balances, con decenas de miles de millones de libras de préstamos que debieron otorgar a las empresas por disposición del gobierno, según destacó el medio.

El Reino Unido abandonó la UE el 31 de enero, pero hasta el 31 de diciembre rige un periodo de transición acordado entre las partes para darse tiempo para llegar a un acuerdo comercial integral que sirva como uno de los pilares de su futura relación.

El principal negociador de la UE, Michel Barnier, dijo a principios de esta semana que el bloque está "abierto" a un retraso de dos años en la extensión del período transición de la UE.

La solicitud de una extensión de uno o dos años debe presentarse formalmente a fines de este mes.

Sin embargo, el gobierno del primer ministro británico, Boris Johnson, descartó en reiteradas ocasiones buscar una extensión al período de transición.

Esta semana se inició una ronda final de negociaciones comerciales antes de la fecha límite pero se estancó debido a que no se pudo avanzar en los derechos de pesca.

La pesca representa el 0.1% de la economía del Reino Unido, pero los pescadores del Reino Unido demandan que el gobierno "recupere el control" de las aguas británicas.

Según el diario The Times, Johnson viajaría este viernes a Bruselas para reanudar las conversaciones e intentar romper el punto muerto.

Si el Reino Unido no alcanza un acuerdo comercial con la UE, quedará sujeto a los términos de la Organización Mundial del Comercio (OMC).