El ex jefe de estrategia de Donald Trump, Steve Bannon, que desató la polémica por sus comentarios en el libro Fire and Fury: Inside the Trump White House (Fuego y Furia: Dentro de la Casa Blanca de Trump), emitió un cuidadoso comunicado, a modo de disculpa. "Mi apoyo al presidente y su agenda es inquebrantable", aseguró Bannon en su nota, donde expresó arrepentimiento por sus comentarios, que plantearon dudas sobre la estabilidad mental del presidente y sus motivaciones reales de querer llegar a la Casa Blanca. Y agregó que el hijo del presidente es inocente de cualquier sospecha de conspiración. "Donald Trump Jr es un patriota y una buena persona", se lee al principio del comunicado con la clara intención de desmentir declaraciones en las que aseguraba que era un "traidor" por reunirse con los rusos en la Torre Trump sin abogados."Lamento que haberme retrasado en responder al erróneo relato sobre Donald Jr. haya desviado la atención de los históricos logros del presidente en el primer año de Gobierno", apuntó Bannon.