En camino de ser el primer país en lograr la inmunidad colectiva contra el coronavirus (Covid-19), Israel ya cuenta con casi la mitad de la población vacunada, ayudado por campañas, hospitales y hasta un bar. Es que el pub Jenia, de la capital Tel Aviv, ofrece una bebida gratis para quienes se inmunicen contra la pandemia, ya que el lugar fue designado como punto de vacunación.

Pese al impresionante ritmo de vacunación que ya lleva Israel, el gobierno teme que la población se relaje y deje de acudir a los centros, algo que impactaría de lleno en el plan de reactivación que delineó el gobierno de Benjamin Netanyahu. Por eso, Jenia se asoció con el municipio para ofrecer el inusual combo de una bebida más una vacuna. Las autoridades informaron que las bebidas no eran alcohólicas, por precaución médica.

"Pensé que era una muy buena oportunidad para venir y ponerme la vacuna porque no tenía ni el tiempo ni la capacidad para ir a otros lugares", expresó May Pérez, entre decenas de personas que acudieron para sus primeras inyecciones. La idea es que la modalidad se repita los próximos días.

En lo que se considera como la campaña de inmunización per cápita más rápida del mundo, más del 43% de la población de nueve millones de personas que tiene Israel ya recibió al menos una dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech, de acuerdo al Ministerio de Salud de ese país.

Muchas personas asistieron a Jenia para vacunarse

La efectividad de la vacuna de Pfizer

Hasta ahora, Israel ha aplicado únicamente la vacuna de Pfizer/BioNTech, aunque posee una pequeña reserva del fármaco desarrollado por la firma estadounidense de biotecnología Moderna.

Un reciente estudio del hospital israelí Sheba,  difundido y publicado en la revista científica The Lancet, demostró que la primera dosis de la vacuna producida por Pfizer disminuyó en un 75% las infecciones de coronavirus al menos dos semanas después de su administración.

Pese a que los resultados del estudio mostraron una baja eficacia de la primera dosis en las primeras dos semanas desde su administración, esa eficacia aumentó considerablemente pasados los primeros 14 días. Incluso se identificó que hay una reducción del 85% en la cantidad de personas que evidenciaron síntomas de Covid-19.

La vacuna de Pfizer aumenta su efectividad después de 14 días de su aplicación

El estudio es uno de los primeros en el mundo que analiza la eficacia de la primera dosis de la vacuna de Pfizer, que fue medida en base a una muestra de poco más de 7.000 trabajadores del centro médico en el que se realizó.

Según el estudio, estos datos permiten concluir que es posible demorar la administración de la segunda dosis en países con escasez de vacunas, de manera que más personas puedan ser inoculadas.

Sin embargo, sus autores enfatizaron en que es necesario realizar más pruebas, sobre todo enfocadas en la duración del efecto de una única dosis, antes de decidir si una política de una sola dosis es recomendable.