La comunidad internacional expresó su respaldo al acuerdo de desnuclearización de Corea del Norte firmado en Singapur como punto culminante de la cumbre entre el líder comunista Kim Jong-un y el presidente estadounidense Donald Trump, aunque también abundaron los gestos de cautela hasta ver los resultados concretos del pacto.

“El simple hecho de que los líderes de Estados Unidos y Corea del Norte se hayan reunido ya es positivo”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, que sin embargo reconoció que su país no tiene detalles sobre la hoja de ruta acordada por Washington y Pyongyang.

“Como ustedes, miramos la televisión y escuchamos los comentarios que hacen ambas partes”, indicó el jefe de la diplomacia rusa.

“Crucial y necesario” fueron las definiciones con las que la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, definió el pacto de desnuclearización entre las dos naciones antagónicas.

“La declaración firmada por los líderes estadounidense y norcoreano es una clara señal de que la desnuclearización completa, verificable e irreversible de la península de Corea es un objetivo alcanzable”, se- ñaló Mogherini a través de un comunicado.

La jefa de la diplomacia europea reiteró que la UE “está preparada para apoyar futuras negociaciones y dar pasos para construir la confianza que permita seguridad, prosperidad y una paz duradera en una península de Corea libre de armas nucleares”.

El acercamiento entre ambos países ya provocó el primer giro diplomático con el anuncio por parte del Gobierno de Malasia de la reapertura de su embajada en el país comunista.

La embajada malasia se encuentra sin personal desde abril del año pasado a raíz de la crisis diplomática provocada por la muerte del hermanastro del líder norcoreano, Kim Jongnam, en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Por su parte, el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yuyika Amano expresó su satisfacción por el pacto firmado en Singapur.

El funcionario dijo que el organismo encargado de monitorear los pactos nucleares “está listo para realizar cualquier actividad de verificación en Corea del Norte a solicitud de los países en cuestión y sujeto a la autorización de la Junta de Gobernadores del OIEA”.