El presidente estadounidense Joe Biden busca aumentar significativamente el impuesto a las ganancias de capital. En busca de compensar los gastos en educación y trabajo que forman parte del llamado Plan Familia Estadounidense, el presidente subiría la tasa impositiva de de un 20% a un 39,6% para los estadounidenses con un ingreso de más de un millón de dólares al año. De esta manera, los impuestos del 43,4%sobre los ingresos por inversiones se pagarían solo a nivel federal.

Impuesto a las Ganancias

¿Qué significa esto? Ahora las ganancias tendrán gravámenes significativamente más altos que antes. Con la nueva medida,  los neoyorquinos ricos tendrían que pagar más del 52%, y los californianos incluso casi el 57% de impuestos sobre la renta de las inversiones en el futuro.

Esto implicará un cambio sustancial ya que, hasta ahora, los ingresos por inversiones en EEUU tenían impuestos mucho menores que los aplicados a otros ingresos. Warren Buffet, el inversionista por excelencia del país, ya había señalado repetidamente que él pagaba una tasa impositiva menor que su secretaria.

En esta línea, la propuesta de Biden también pide aumentar la tasa marginal del impuesto sobre la renta del 37% al 39,6%.

Además de esta medida, el presidente también propondrá eliminar una disposición del código tributario que reduce los impuestos para los herederos adinerados que venden bienes que heredan, como obras de arte o propiedades, que han ganado valor con el tiempo.

Warren Buffet había advertido sobre las bajas tasas que pagaban los millonarios estadounidenses

Por otra parte, también buscaría aumentar los ingresos del Gobierno mediante un control mucho más estricto a los estadounidenses ricos que evaden impuestos, mediante la aplicación de la ley en el Servicio de Impuestos Internos, según informó el New York Times.

Aumentan más impuestos

Los funcionarios también debaten otros posibles aumentos de impuestos que podrían incluirse en el plan esta semana, como limitar las deducciones para los contribuyentes ricos o aumentar el impuesto al patrimonio de los herederos ricos. Todas las disposiciones fiscales se mantendrían con la promesa de campaña de Biden de no aumentar los impuestos a las personas u hogares que ganan menos de 400.000 dólares al año.

"La expansión del crédito tributario por hijos es la política más importante que ha salido de Washington en generaciones, y el Congreso tiene una oportunidad histórica para brindar un salvavidas a la clase media y reducir la pobreza infantil a la mitad de forma permanente", declararon los legisladores en una declaración conjunta. “Ninguna recuperación será completa a menos que nuestro código tributario proporcione un camino sostenido hacia la prosperidad económica para los niños y las familias trabajadoras”.

El objetivo final de todo esto es recaudar dinero para financiar el billón de dólares que Biden planea invertir en cuidado infantil, educación preescolar universal y licencia pagada para los trabajadores, según reportaron fuentes familiarizadas con el plan a Reuters.

El Plan de Famila Estadounidense

La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, adelantó que Biden hablará sobre la iniciativa en el Congreso la próxima semana, pero se negó a comentar sobre ningún detalle. Es que, según la funcionaria, la administración aún no había finalizado los planes de financiación. Además, Psaki subrayó la determinación del presidente de aumentar la inversión en el cuidado infantil, la educación de la primera infancia y hacer que los trabajadores estadounidenses sean más competitivos.

"Su opinión es que eso debería estar en las espaldas, que puede estar en las espaldas de los estadounidenses más ricos que pueden pagarlo y de las corporaciones y empresas que pueden pagarlo", dijo Psaki.

Jen Psaki no cree que el Plan afecte las inversiones en el país

Los mercados de valores reaccionaron a la noticia con importantes pérdidas de precios. Los principales índices de Wall Street cayeron en números rojos. El índice de referencia S&P 500  cayó un 1% a primera hora de la tarde, su caída más pronunciada en más de un mes, y los rendimientos de los bonos del Tesoro, que se mueven en la dirección opuesta a su precio, cayeron al mínimo del día.

Consultada sobre si las propuestas desalentarían la inversión en Estados Unidos, Psaki dijo que Biden y su equipo económico no creían que las medidas tendrían un impacto negativo.