El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, nombró a Celeste Wallander, experta en temas de Rusia, para que se desempeñe como subsecretaria de Defensa para Asuntos de Seguridad Internacional, informó la Casa Blanca.

"El presidente Joe Biden anunció hoy su intención de nominar a Celeste Wallander para la Subsecretaría de Asuntos de Seguridad Internacional del Departamento de Defensa", indicó el comunicado emitido por la Casa Blanca, según informó la agencia de noticias Sputnik.

Wallander es presidenta y directora ejecutiva de la Fundación Estados Unidos-Rusia, pero se desempeñó como asistente especial del presidente, como directora principal para Rusia y Asia Central en el Consejo de Seguridad Nacional entre 2013 y 2017 y como vicesecretaria de Defensa Adjunta para Rusia, Ucrania y Eurasia de 2009 a 2012.

Su trayectoria académica incluye cargos: profesora en la Universidad Americana, profesora invitada en la Universidad de Georgetown, directora para Rusia y Eurasia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, miembro principal del Consejo de Relaciones Exteriores y profesora de gobierno en Harvard.

Wallander, de 60 años, es autora de más de 80 publicaciones sobre cuestiones de seguridad europeas y euroasiáticas, centradas en la estrategia exterior y de defensa rusa.

Además, es miembro del Consejo de Relaciones Exteriores, del Consejo Atlántico de Estados Unidos y del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

El nombramiento de Wallander requerirá la confirmación del Senado; si su designación se aprueba, informará al subsecretario de Defensa de Estados Unidos para Políticas, Colin Kahl.

Relación diplomática

El nombramiento se produce luego del encuentro que mantuvieron Biden y el presidente ruso, Vladimir Putin, y del anuncio sobre el regreso de los embajadores de ambos países. El embajador de Estados Unidos en Moscú, John Sullivan, quien regresó a Washington hace dos meses debido a un nuevo enfriamiento de las relaciones entre ambas potencias, volverá a Rusia "esta semana".

En tanto que Anatoli Antonov volará de regreso a Estados Unidos el domingo y su retorno será acogido "con beneplácito", según afirmó el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. "Esto se debe, en parte, a que seguimos comprometidos con los canales de comunicación abiertos con el gobierno ruso, tanto como medio para promover los intereses de Estados Unidos como para reducir el riesgo de errores de cálculo entre nuestros dos países", indicó el funcionario.

Las relaciones se habían deteriorado considerablemente después de que Biden asumiera el cargo en enero con la promesa de tener una postura más firme con Rusia, entre otras cosas por la supuesta interferencia electoral, el hackeo y la represión de la disidencia.

Sullivan abandonó Moscú en abril, cuando Estados Unidos y Rusia anunciaron una ola de sanciones y de expulsiones de diplomáticos.