El plantel de Boca Juniors regresará al país este miércoles, luego de los incidentes que se registraron en el estadio de Atlético Mineiro en Brasil, que derivaron en la detención de ocho de los integrantes de la comitiva profesional.

"Apenas comenzaron los incidentes que se desarrollaron en el estadio de Atlético Mineiro luego del partido con Boca Juniors, el embajador Daniel Scioli solicitó al cónsul argentino en Belo Horizonte, Santiago Muñoz, que se pusiera a disposición de la delegación de Boca para colaborar con asistencia legal y consular", comunicó la embajada argentina en el país vecino, lo cual replicó Scioli en sus redes sociales.

Entre los detenidos, liberados en horas de la madrugada local, se encontraban el entrenador de arqueros Fernando Gayoso; el ayudante de campo, Leandro Somoza; el directivo Raúl Cascini, y los jugadores Marcos Rojo, Carlos Izquierdoz, Sebastián Villa, Carlos Zambrano y Javier García.

"Estamos analizando los videos. Habría tres jugadores identificados. Los cargos serían por desacato a la autoridad y agresión", señaló el Teniente de la fuerza policial, Santiago Mayor.

Por su parte, el vicepresidente de Boca Juniors, Juan Román Riquelme, rechazó la acusación: "Ahora tengo que ver al presidente de Mineiro tirando botellas, me quieren dejar detenidos a mis jugadores. Siempre en Brasil es así. Te tiran con botellas y vos te defendés", fustigó.

Qué pasó en el estadio de Atlético Mineiro

Boca Juniors perdió por penales ante Atlético Mineiro y quedó eliminado en los octavos de final de la Copa Libertadores, en una serie marcada por la utilización del VAR.

Luego del encuentro, los futbolistas del Xeneize protagonizaron serios incidentes en los pasillos del estadio.

"Terminado el partido, los jugadores de Boca bajaron por el túnel y se dirigieron al vestuario visitante. Unos minutos después, los jugadores y el cuerpo técnico abandonaron el recinto y, en un bloqueo, se dirigieron hacia el vestuario de árbitros", señaló el club brasileño a través de redes sociales.

Sin embargo, la versión del equipo argentino negó la versión oficial y acusó a la policía local de increpar a la comitiva y tirar gases lacrimógenos.

Operativo de regreso y aislamiento por protocolo sanitario 

Scioli aseguró que la delegación se encuentra próxima a trasladarse al hotel, desde donde emprenderán su retorno a Buenos Aires en horas de la tarde.

"El Cónsulado en Belo Horizonte garantizó en todo momento la integridad de la burbuja sanitaria", enfatizó el ambajador argentino en Brasil.

En tanto, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, confirmó que ya fue solicitada toda la información para poder evaluar las medidas de prevención epidemiológica que se tomarán en el operativo de ingreso al país.

"Estamos pidiendo información de la situación para evaluar exactamente el riesgo y tomar una definición", detalló la titular de la cartera sanitaria en diálogo con Radio La Red.

En el diseño del esquema también participan el Ministerio de Turismo y Deportes, junto con la Jefatura de Gabinete.

"Hay que evaluar exactamente cómo ha sido la situación. Necesitamos tener también la información del club. Tenemos que tener la información como se hace en todas las investigaciones epidemiológicas y, en función de eso, tomar una decisión", amplió Vizzotti.

La delegación xeneize abordará un vuelo charter a las 15 para trasladarse desde Belo Horizonte a Ezeiza, según informó la agencia Télam un allegado al plantel.