El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que las Fuerzas Armadas saldrán a las calles del país en caso de que sea necesario mantener el orden si las medidas tomadas por gobernadores y alcaldes para contrarrestar al coronavirus generan “caos”.

En una entrevista con el programa TV Crítica, el mandatario indicó que convocará al Ejército para “restablecer el artículo 5 de la Constitución”, el cual se refiere a las libertades individuales de los ciudadanos, entre las que se incluyen libertad de circulación y de culto.

El mandatario afirmó además que las medidas de restricción son contrarias a la Carta Magna brasileña. Sin embargo, el Tribunal Supremo Federal aprobó, desde abril del 2020, que los gobiernos locales adopten este tipo de decisiones restrictivas durante la pandemia.

Asistencia

Bolsonaro manifestó su preocupación por la situación y declaró que está consultando con sus ministros cómo actuar en caso la situación se desborde. “Estoy junto a los 23 ministros hablando de eso: ¿Qué hacer si se produce un caos generalizado en  Brasil? Por el hambre, por la forma cobarde que algunos quieren imponer estas medidas restrictivas para que la gente se quede en sus casas. El caldo no se derramó el año pasado debido a la ayuda de emergencia”, señaló.

No obstante, puntualizó que el Estado brasileño no podrá continuar con la ayuda social de 110 dólares que se le daba a cada familia del país, debido al endeudamiento del sector público. “Esto ha perjudicado a la familia brasileña. Ha aumentado el número de suicidios y la desesperación”, menifestó el presidente.

“No entraré en detalles de lo que estoy preparando”, advirtió Bolsonaro, pero aseguró que “si hay problemas, tenemos un plan para ingresar al campo… Nuestras fuerzas armadas pueden tomar un día las calles”.

Brasil es actualmente el segundo país con más muertes, sólo superado por Estados Unidos, y el tercero en número de casos, detrás de Estados Unidos e India.