El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenazó con firmar un decreto, en el cual intervendría el país con militares para interrumpir la cuarentena que rige en varias ciudades y estados, que adoptaron esa medida para enfrentar el colapso hospitalario por el Covid-19. Afirmó que no aceptará fallos contrarios a esa medida por parte del Supremo Tribunal Federal.

"En las calles la gente ya pide que firme un decreto (para terminar con las cuarentenas en los estados y municipios). Si yo firmo un decreto, es para que se cumpla, no será rechazado por ningún tribunal", dijo Bolsonaro en su discurso del acto por la apertura de la Semana de las Comunicaciones.

Además, ignorando las atribuciones de los poderes regionales, repudió a gobernadores e intendentes que tomaron medidas de restricción sin que se lo ordene el Poder Ejecutivo Nacional.

La insólita situación se da mientras una comisión del Senado investiga si el Gobierno nacional actuó a favor del negacionismo y contra las medidas de distanciamiento social.

"Puedo firmar un decreto para garantizar la libertad de culto, de poder trabajar, el derecho de ir y venir. En ese decreto figuraría el artículo quinto de la Constitución", dijo Bolsonaro, que reivindicó la movilización de sus seguidores el sábado, para pedir una intervención militar que termine con las cuarentenas y toque de queda, cuando el país superó las 400.000 muertes.

"Los militares, cuando se gradúan, juran dar la vida por la patria. Los que fueron a la calle el 1 de mayo, así como los que no pudieron ir, darán su vida por la libertad", indicó el mandatario quién reivindicó haber participado de las aglomeraciones: "Voy a seguir haciendo todo lo que deberían hacer los que me critican".

El mandatario también cargó contra China, principal socio comercial de Brasil desde 2009, al insinuar que el país asiático pudo haber creado en un laboratorio el coronavirus como parte de una "guerra química", una versión descartada por la Organización Mundial de Salud (OMS).

"Es un virus nuevo del que nadie sabe si nació en un laboratorio o nació porque un humanó ingirió un animal inadecuado”, dijo.

Y finalizó: “Los militares saben qué es la guerra química, bacteriológica y radiológica. Quizás estemos enfrentando una nueva guerra. ¿Cuál fue el país que más creció? No les diré el nombre”.