Si Jair Bolsonaro accede a la presidencia de Brasil, el proyecto sobre la petrolera estatal Petrobras no es privatizar la compañía a corto plazo sino desafectar a empleados vinculados con los partidos políticos ajenos a su fuerza. El presidente del Partido Social Liberal (PSL), Gustavo Bebianno, explicó que no piensan en ceder la empresa a manos privadas en lo inmediato, que no se descarta que pueda suceder más adelantes pero que primero avanzarán en un proceso de saneamiento general de la compañía estatal, que "pasará obligatoriamente por extirpar definitivamente de la empresa a integrantes del PT, MDB y otros grupos que desviaron miles de millones de reales", dijo a Reuters.

"No se puede mover a Petrobras, que es un patrimonio brasileño y necesita ser tratada como tal", dijo Bebianno a Reuters. "La empresa necesita ser revitalizada, sacar al personal del PT y el MDB de allí y ahí puede ser que un día la gente piense en privatización, más adelante". Al consultársele si después de ese proceso de saneamiento quedaría abierto el camino para una privatización a mediano plazo, el dirigente dijo que sí, "pero mucho más adelante".

Respecto de la investigación que el Ministerio Público Federal del Distrito Federal abrió al economista Paulo Guedes, uno de los pilares de la campaña de Bolsonaro, por presuntos fraudes en operaciones con fondos de pensiones de empresas estatales, Bebianno minimizó el caso y dijo que el bombardeo de los opositores ya era esperado ante la fuerza que el presidenciable del PSL mostró en las urnas.

"Paulo Guedes sigue firme (con nosotros)", dijo Bebianno. "Van a intentar sacudirnos, pero no van a conseguir. Es obvio que... van a seguir golpeando", agregó.

Bebianno reveló en la entrevista que el grupo de Bolsonaro ya habría definido cerca de 40 nombres para el área económica del eventual gobierno, fundamentalmente para encargarse de las principales empresas públicas como Petrobras, Caixa Econômica Federal y Banco do Brasil. Sin embargo, no quiso revelar los nombres. "En el área económica ya tenemos 40 nombres que ya son del grupo... sólo puedo hablar de Paulo Guedes", dijo.

Según Bebianno, en el "mundo real" la campaña ya tiene apoyo y supuestamente votos necesarios para garantizar la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El presidente del PSL volvió, sin embargo, a plantear dudas sobre el proceso de votación electrónica, como Bolsonaro ya había hecho poco después de la definición de la segunda vuelta entre él y Haddad.

"En el mundo real (ya tenemos los votos) sí. Era para que en el mundo real haber ganado en la primera vuelta, pero con esas urnas inauditables!", Dijo "¿Por qué la resistencia al voto impreso en algo que no es auditable? El TSE vive diciendo que es seguro pero no deja a nadie auditar", recalcó el titular del PSL.