El presidente brasileño Jair Bolsonaro aseguró el lunes que los brasileños no quieren ver al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) como candidato presidencial en las elecciones de 2022.

En declaraciones a simpatizantes, Bolsonaro dijo creer que "el pueblo brasileño no quiere tener a un candidato como ese (Lula) en 2022", según recoge el diario O Globo.

Más temprano el lunes, Edson Fachin anuló todas las condenas que pesaban contra Lula en el marco de la Operación Lava Jato, lo que posibilita que sea candidato en las próximas elecciones.

Bolsonaro aseguró que "todo el mundo fue sorprendido" por esa decisión, pero añadió que las irregularidades que su gobierno realizó están claras ante la sociedad, y citó desvíos en Petrobras y en el Banco Nacional del Desarrollo Económico y Social (BNDES): "Fue una gestión catastrófica del gobierno del PT", dijo.

Además, cargó contra el juez Fachin, diciendo que tiene "una fuerte conexión con el Partido de los Trabajadores (PT)" y confió en que el plenario del Tribunal Supremo Federal (el conjunto de los 11 jueces) revierta la decisión.

El presidente brasileño también señaló que tras la decisión que hace posible una candidatura de Lula en 2022 la bolsa cayó y el dólar aumentó su valor: "O sea, todos sufrimos con una decisión como esa", aseveró.

El expresidente Lula todavía no se manifestó sobre la decisión judicial, pero sus abogados la celebraron diciendo que prueba lo que vienen sosteniendo desde 2016, a pesar de que no repara el daño causado.

Fuente: Sputnik