El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, advirtió que ese país podría perder la "normalidad democrática" debido a la crisis y el caos social que generaría una parálisis económica por las medidas de aislamiento social, para enfrentar la pandemia del coronavirus.

"Lo que pasó en Chile [en referencia a la las manifestaciones] puede ser una minucia comparado con lo que puede pasar en Brasil; todos pagaremos un precio que tardaremos años en pagar, si no es que Brasil incluso sale de la normalidad democrática que ustedes tanto defienden [en referencia a la prensa]", dijo Bolsonaro ante un grupo de periodistas, según informó el diario O Globo.

El mandatario agregó que "nadie sabe" lo que puede pasar en Brasil, y que lo hay que hacer es "poner al pueblo a trabajar, preservar a los ancianos y a los que tienen problemas de salud, nada más que eso".

El presidente remarcó que él defiende el "aislamiento vertical", solo para la población vulnerable, y que el resto retome la normalidad.

En los últimos días, gobernadores de varios estados del país (sobre todo Sao Paulo y Río de Janeiro, los más afectados), tomaron por su cuenta medidas restrictivas para evitar los contagios, como el cierre de escuelas y de todo el comercio no esencial y la limitación del transporte público.

Bolsonaro volvió a criticar duramente ese tipo de medidas, diciendo que lo que están haciendo algunos gobernadores y alcaldes es "un crimen" porque están "acabando con Brasil" y destruyendo empleos.

"Si nos acobardamos, si vamos al discurso fácil de todo el mundo en casa será un caso, nadie producirá nada, el desempleo está ahí, se acabará lo que hay en la heladera", alertó el presidente.

También atacó a la prensa, acusando a los medios de difundir la "histeria" por el país y volvió a minimizar los efectos de la pandemia, diciendo que el nuevo coronavirus no es más que un "constipadito o una gripecita".

Según el último balance oficial del Ministerio de Salud, del 24 de marzo, el SARS-CoV-2 ha dejado hasta el momento en Brasil 46 muertos y más de 2.200 personas contagiadas.