El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro se apresura a aprobar una reforma del código tributario de Brasil antes de las elecciones presidenciales del próximo año, tratando de mantener a flote al menos parte de su agenda pro mercado en medio de la pandemia.

El presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, y el presidente del Senado, Rodrigo Pacheco, tienen previsto discutir una estrategia conjunta para abordar la propuesta, que probablemente se dividirá en diferentes proyectos de ley que comenzarían a tramitarse en cada una de las cámaras para acelerar el debate.

La reforma del sistema tributario de Brasil, con sus más de 5.000 leyes y miles de tasas diferentes, no persigue un aumento de impuestos, sino simplificar su código para eliminar lagunas jurídicas y mejorar el entorno empresarial.

Elecciones

Si se aprueba, la reforma puede convertirse en uno de los últimos grandes logros del ministro de Economía, Paulo Guedes, quien buscó implementar un ambicioso programa de privatizaciones y desregulación, junto con recortes de impuestos y gastos. Pero tras la aprobación de una histórica reforma de pensiones, la mayoría de sus planes han quedado en un segundo plano mientras el Gobierno intenta rescatar a una economía devastada por la pandemia.

El ministro también está impulsando una reforma de las carreras del sector público, así como la privatización de la empresa eléctrica Eletrobras y el servicio postal.