El presidente Jair Bolsonaro pidió disculpas al Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil por publicar en su cuenta de Twitter un video que comparaba a la corte suprema con una hiena, según informó el diario Estado de Sao Paulo.

El mandatario le dijo al rotativo que compartir ese video fue un "error" y presentó una "disculpa pública" al máximo tribunal, uno de cuyos jueces dijo que no estaba a la altura del cargo presidencial.

En el video, eliminado dos horas después de su publicación, se ve un león en la sabana, identificado con letras blancas como "presidente Bolsonaro", acechado por hienas que representan al STF, a partidos políticos, a periódicos brasileños, al movimiento feminista y hasta a la ONU.

El juez de la máxima corte Celso de Mello arremetió contra el mandatario tras la publicación del video.

"El atrevimiento presidencial parece no tener límites (...), porque el video que compara de forma ofensiva al Supremo Tribunal Federal con una hiena lo hace pasar, de manera absurda, grosera y falsa, como uno de sus opositores", escribió el magistrado en un comunicado.

"Este comportamiento, además de revelar una ausencia total de estatura presidencial, constituye una expresión odiosa (y profundamente lamentable) de quien desconoce el dogma de la separación de poderes", agregó.

Mello, quien como decano de la máxima corte está considerado uno de los garantes de la legitimidad de esta institución, también advirtió a Bolsonaro que no debe considerarse como un "monarca presidencial (...), como si el país fuera una selva en la que el león tiene poderes absolutos".

De visita oficial en Arabia Saudita, Bolsonaro abandonó una rueda de prensa con medios brasileños cuando un periodista le preguntó sobre la reacción del juez Mello.

En otra rueda de prensa, después de una reunión con el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, Bolsonaro provocó otra controversia al responderle a una periodista que "a todo el mundo le gustaría pasar la tarde con un príncipe, sobre todo a las mujeres".