El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, enviará al Congreso un proyecto de ley para otorgar más garantías legales al "personal militar involucrado en operaciones" que apliquen el uso de la fuerza o la violencia y no queden incursos en delitos penales.

"Quiero garantía legal para mis hombres. Como jefe supremo de las Fuerzas Armadas, sólo puedo ordenar una misión si al final de la misma pueden ser condecorados y no procesados", dijo en una ceremonia en el Ministerio de Defensa.

Por otra parte, Bolsonaro informó sobre otro futuro proyecto de ley que permitiría el uso de aviones teledirigidos para integrar la primera línea de combate durante las operaciones policiales.

"Creo que se deberían usar todos los medios disponibles para combatir el crimen sin poner en riesgo la vida de hombres y mujeres", explicó, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Previamente, el presidente de Brasil había anunciado que el mayor retirado de la Policía Militar Jorge Antonio de Oliveira Francisco asumiría la Secretaría General de la Presidencia, convirtiéndose en el tercer ministro en menos de seis meses en llegar a esta cartera.

Bolsonaro ganó las elecciones presidenciales de 2018 con un discurso caracterizado por el combate a la corrupción, en el que enmarcó la limitación de mandatos.

Su popularidad se ha reducido en los seis meses que lleva en el Palacio del Planalto por la parálisis en el Congreso, la atención a temas como las armas y las disputas internas, que ya se cobraron a tres ministros.