El gobierno de Brasil relanzó el programa de ayuda para las familias más pobres, con aumento de 20% en los subsidios a partir del mes próximo y a menos de un año de las elecciones en las que el presidente Jair Bolsonaro aspira a ser reelecto.

El programa, renombrado Auxilio Brasil, reemplaza al Bolsa Familia, que fuera creado por el exmandatario Luiz Lula da Silva -favorito en las encuestas de intención de voto para 2022- y mantenido hasta ahora por la administración Bolsonaro.

Asimismo, el Gobierno decidió ampliar el alcance de los beneficiarios, que actualmente son unos 14,7 millones de familias, a 16,9 millones, según la agencia de noticias AFP.

Diferencias


El Bolsa Familia entrega actualmente un promedio de 190 reales (34 dólares) por mes y esa media aumentará a 228 reales (47 dólares), todavía por debajo del ingreso mensual para determinar la línea de pobreza medida por la Fundación Getulio Vargas.

El anuncio tuvo lugar tras la difusión de un informe de una comisión del Senado que recomendó imputar a Bolsonaro por varios delitos relacionados con su gestión de la pandemia de coronavirus y en momentos en que la popularidad del mandatario está en su nivel más bajo desde que comenzara su gobierno en 2019.

El relanzamiento del programa estaba previsto inicialmente para el martes último, pero fue postergado por diferencias dentro del gobierno acerca de la intención de Bolsonaro de aumentar a 400 reales (72 dólares) mensuales la ayuda a las familias en situación de pobreza extrema hasta fines de 2022.

Responsabilidad

El temor a un desborde fiscal por esa iniciativa del mandatario se reflejó en los mercados financieros, con un aumento de 1,4% de la cotización del dólar y una caída de 3,28% del principal indicador de la Bolsa de San Pablo el mismo martes.

No obstante, ese proyecto, que busca ayudar a cerca de 20 millones de personas que dejarán de recibir el mes próximo el Auxilio Emergencial, aún no fue descartado, dijo el ministro de Ciudadanía, Joao Roma.

“Estamos intentando atender esa necesidad con responsabilidad fiscal”, afirmó el funcionario sobre la iniciativa, que, de ser aprobada finalmente en el seno del gobierno, deberá recibir el visto bueno del Congreso para ser implementada.