Afectado por el coronavirus desde hace 16 días, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue fotografiado este jueves sin barbijo hablando con empleados de limpieza y andando en moto en las cercanías de la residencia presidencial en Brasilia.

La imagen divulgada por la prensa local es de la agencia Reuters y muestra a Bolsonaro arriba de su moto, a la vera del Lago Paranoá, conversando con poca distancia y sin barbijo con uno de los empleados de limpieza del lugar.

Las fotos fueron tomadas solo un día después de que el mandatario diera positivo por coronavirus por tercera vez

Bolsonaro se encuentra en en Palacio de la Alvorada, la residencia presidencial, desde el 7 de julio, cuando fue diagnosticado con la enfermedad.

El presidente defendió el uso de hidroxicloroquina, remedio para el lupus y la malaria que fue considerado ineficaz para la lucha contra el nuevo coronavirus por la comunidad científica.

Además, Bolsonaro fue duramente cuestionado por su manejo de la pandemia en Brasil, ya que se opuso a establecer una cuarentena estricta y su país es el segundo con más infectados (más de 2.200.000) y muertos (más de 82.000) luego de Estados Unidos.

El jefe de Estado mostró en general una actitud minimizadora del riesgo del virus y llegó a calificar la enfermedad como "una gripecita".

El diario brasileño Folha de Sao Paulo indicó que el gobierno no se ha pronunciado sobre la fotografía tomada al mandatario.