El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, criticó las nuevas restricciones que anunció su par argentino, Alberto Fernández, para contener la suba de casos con el impacto de la segunda ola de contagios de coronavirus.

"Ejército Argentino en las calles para mantener al pueblo en casa. Toque de queda entre las 20h y las 8. Buen día a todos", ironizó el líder derechista en redes sociales. La publicación estuvo acompaña con una captura de pantalla del sitio Infobae que caratuló de esa forma a las prohiciones dadas a conocer este miércoles. 

En un nuevo cruce entre ambos mandatarios, el jefe de Estado argentino negó que desde este viernes entre en vigencia "un estadio de sitio" y enfatizó: "Ni lo pienso hacer".

"Es realmente impactante que diga una cosa así. En Argentina no hay toque de queda. No he declarado el estado de sitio ni lo pienso hacer. Ni las Fuerzas Armadas están para hacer seguridad interior, sino para actuar en catástrofes brindando apoyo a la gente", respondió el mandatario. 

En este sentido, Fernández amplió: "Habría que explicarle un poco cómo funciona la Constitución. Primer punto: en la Argentina no hay toque de queda. Segundo punto: en la Argentina las fuerzas Armadas no hacen seguridad interior. Tengo una muy alta valoración de nuestro Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea".

Coronavirus en Brasil

Brasil se consolidó como el epicentro de la pandemia de Covid-19 a nivel mundial, con un promedio de muertes diarias superior a los 4000.

En la última semana la tasa de fallecidos superó a la de natalidad: en los primeros 12 días de abril, por primera vez, ocho estados registran menos nacimientos que defunciones.

La situación es aún más compleja en Río de Janeiro, la segunda ciudad más poblada del país, que registró 36.437 muertes en marzo, un 16% más que los 32.060 nuevos nacimientos del mes, según el Registro Civil nacional.