“¿Van a morir algunos? Van a morir, lo siento. Esta es la vida, esta es la realidad.No podemos detener la fábrica de automóviles porque hay 60.000 muertes de tráfico al año, ¿verdad?”, dijo hoy el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre la propagación de la pandemia en su país, durante una entrevista con el canal Band TV.

El mandatario, que es duramente cuestionado por las decisiones que tomó desde que se conoció la propagación de la pandemia del Covid 19 en el mundo, cuestionó además las cifras de la ciudad de San Pablo, con cuyo gobernador tiene un enfrentamiento.

Las declaraciones de Bolsonaro se conocieron en momentos en que la jueza federal de Río de Janeiro, Laura Bastos Carvalho, prohibió  la divulgación de la campaña oficial " Brasil no puede parar" que incentivava suspender el aislamiento por la pandemia de coronavirus. 

La resolución alcanza la totalidad del despliegue de la iniciativa emprendida por el gobierno de Jair Bolsonaro , y dispone una multa de 100.000 reales en el caso que se detecte su infracción.

Además, Bastos Carvalho ordenó la suspensión de la realización de la marcha contra la cuarentena prevista para este sábado en Río de Janeiro que tenía como punto final el Palacio Guanabara

Desde la gobierno federal había contratado en carácter de urgencia y sin licitación,  una agencia publicitaria con un costo total de 4,8 millones de reales