El primer ministro británico, Boris Johnson, sorprendió a los empresarios que integraban una conferencia en la que le tocó disertar cuando, al perder el hilo de su discurso, se puso a hablar sobre Peppa Pig, un famoso dibujo animado oriundo de su país.

El mandatario decidió improvisar en el evento y, antes de proseguir con la anécdota que involucró su visita al parque de diversiones temático del personaje infantil, pidió disculpas a todos los presentes y afirmó que es "su tipo de lugar".

Boris Johnson y una particular anécdota sobre Peppa Pig

"Ayer fui, como todos debemos, a Peppa Pig World. Me encantó. Peppa Pig World es mi tipo de lugar: tiene calles muy seguras y disciplina en las escuelas", sostuvo Johnson en la Confederación de la Industria Británica en el puerto de Tyne, en el norte de Inglaterra.

De esta manera, el ministro Boris Johnson reflexionó a partir de su visita en el parque de atracciones y se refirió a lo altos niveles de producción en el Reino Unido y las exportaciones hacia otros países.

Peppa Pig World, el parque temático que destacó Boris Johnson

"¿Quién hubiera creído que un cerdo que parece un secador de pelo o posiblemente un secador de pelo tipo Picasso, un cerdo que fue rechazado por la BBC, se exportaría ahora a 180 países con parques temáticos tanto en Estados Unidos como en China? Un negocio de 6 mil millones de libras", afirmó.

 

En ese contexto, el mandatario interrogó a los empresarios que se encontraban en el evento al norte de Inglaterra y catalogó al Peppa Pig World como un lugar "perfecto para niños pequeños".