El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, reconoció este martes que existe la posibilidad de reanudar el pago de un bono de emergencia que se lanzó para atenuar el impacto de la pandemia de coronavirus, de similares características al Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE) de Anses.

"Si la pandemia hace una nueva ola, con 1.200 o 1.300 muertos por día, sabemos cómo actuar. Pero tenemos que observar si es así o no", indicó el funcionario en una rueda de prensa.

De esta forma el gabinete brasileño vuelve a mostrarse en antítesis con la postura del presidente Jair Bolsonaro quien rechaza el regreso del monto de asistencia que en la última oportunidad, fue de 300 reales.

"Lamento que haya mucha gente necesitada, pero nuestra capacidad de endeudamiento está al límite", cuestionó el mandatario. 

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, reconoció que estudian el regreso de su IFE

De todos modos, Guedes indicó que la medida "requerirá sacrificios" por parte del país y defendió como contrapartida el congelamiento de fondos para salud y educación y salarios de los servidores públicos .

"No se trata solo de tomar el dinero y correr. Hay que hacer todos los sacrificios", explicó el titular de la cartera de economía brasileño.

El plan para ampliar el programa social no es nuevo, pero los asesores presidenciales y diputados del Gobierno ahora sostienen que la reactivación podría ser la solución para contener las demandas de renovar la ayuda de emergencia y aumentar la popularidad del mandatario, quien sufrió un declive, con el fin del beneficio.

"Lo más importante para el equipo económico es responder con una medida que se encuentre dentro del Presupuesto -sin necesidad de crear un mecanismo excepcional por segundo año consecutivo- y preservando el techo de gasto, norma que limita el crecimiento del gasto público", amplió el ministro.

La decisión dependerá de los resultados electorales para la presidencia de la Cámara y el Senado, programados para el 1 de febrero, y del diálogo entre Guedes, con los futuros mandatarios.