El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió hoy a la población no entrar en pánico con el récord de muertos por la pandemia. A pesar de eso, rechazó nuevamente el uso de cuarentenas pese al colapso del sistema sanitario en varias regiones del país. También sostuvo que el Gobierno está haciendo lo correcto en la vacunación contra la Covid-19.

Durante un diálogo con sus seguidores en la puerta de la residencia oficial, el Palacio de la Alvorada, el mandatario brasileño argumentó que “no se puede vivir con pánico” en referencia a la pandemia que azota a Brasil hace casi un año y que ayer llegó a su record de fallecidos. Acto seguido desestimó volver a la cuarentena bajo el argumento de que habría muertos pero "por hambre y depresión".

El mandatario evitó mencionar la caída récord del PBI

En ese mismo encuentro Bolsonaro se jactó de su decisión de dejar de comprar diarios y revistas en el Gobierno: "Cancelé todas las suscripciones, el funcionario que quiera leer, que la compre con su plata. Para los medios, el virus soy yo", afirmó el mandatario ultraderechista, sin comentar la caída del 4,1% de la economía en 2020, la mayor en 30 años

Al menos diez capitales estaduales se encuentran en situación crítica por falta de camas, con 90% de ocupación de las de terapia intensiva para pacientes de Covid-19, en la peor crisis de la pandemia, afectada por la velocidad de transmisión, tiempo de internación y letalidad de la variante P1 o cepa del Amazonas, surgida en noviembre en la ciudad de Manaos. Ayer se cumplió el récord de 1.641 muertos en 24 horas, llevando el total a más de 257.000 de fallecidos en el país vecinos.


Vacunación en Brasil

Ante una pregunta sobre si va a hablar en cadena nacional, dijo que podría hacerlo para "hablar sobre Brasil, que es el país que en valores absolutos más está vacunando". En este sentido, aseguró que este mes estarán a disposición 22 millones de vacunas y luego unas 40 millones más.


Brasil ya aplicó 7,2 millones de vacunas desde el 17 de enero y sólo fueron autorizadas en emergencia la china CoronaVac, que demostró una eficacia del 83% en un estudio recientey la anglo-sueca AstraZeneca. "Estamos haciendo nuestra tarea en forma correcta", tranquilizó el mandatario.


El 6 de febrero el país limítrofe ya había iniciado también la producción de cerca de 9 millones de vacunas del laboratorio chino Sinovac, creadora de la CoronaVac y recibió insumos para fabricar 3 millones del antídoto de los laboratorios AstraZeneca.