Brasil pretende iniciar en junio la aplicación en 2000 personas de la dosis de una vacuna experimental contra el coronavirus que fue desarrollada por la Universidad de Oxford, Reino Unido, en conjunto con la empresa farmacéutica AstraZeneca, anunció hoy la Universidad Federal de San Pablo (Unifesp), una de las responsables del proyecto.

"Este es un proceso que debe ser muy rápido y por eso pretendemos comenzar el estudio durante este mes, nos falta la fecha exacta", dijo la responsable del Centro de Referencia para Inmunobiológicos Especiales de la Unifesp.

Después del Reino Unido, Brasil fue seleccionado como uno de los lugares para probar la vacuna, debido a que el país superó los 500.000 casos y los 33.000 fallecidos.

La Agencias Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) ya dio la luz verde para comenzar los trabajos.

La Unifesp coordina los trabajos para que la mitad de los voluntarios sean vacunados en Sao Paulo, epicentro del Covid en Brasil, y la otra en Río de Janeiro, el segundo foco de la enfermedad.

Según informó la Unifesp en un comunicado, el ensayo clínico en cuestión es un test de fase 3 para evaluar la eficacia del producto creado a partir de un virus que causa resfríos en chimpancés.

La pandemia no da tregua en Brasil

Mientras, la pandemia por el coronavirus en Brasil sigue empeorando. El país reportó este miércoles 1.349 muertes por Covid-19, un nuevo récord diario

Se trata ya del segundo país con más casos, luego de Estados Unidos, y del tercero con más muertes, tras Estados Unidos y el Reino Unido.

En paralelo, investigadores de universidades locales advirtieron que las muertes por la enfermedad pueden aumentar hasta 150% en los próximos 10 días en aquellas ciudades donde se levantó la cuarentena.

“Es nuestro deber alertar a la población de que fue liberada para ir al matadero”, afirmó Domingos Alves, miembro del grupo de investigadores de la Universidad de San Pablo (USP) y otras universidades que editan el portal Covid-19 Brasil.

“No estamos hablando de lo que va a ocurrir dentro de uno o dos meses sino en una semana o 10 días; hasta ahora hemos acertado en todas nuestras proyecciones”, agregó Alves, según la agencia de noticias ANSA.

El especialista recordó que en los últimos días se reanudaron actividades en las principales capitales del país, entre ellas Brasilia, Río de Janeiro y Blumenau, y subrayó que en esta última la cantidad de muertes por coronavirus aumentó 160% en la semana posterior a la reapertura.

Otra de las ciudades que comenzó a flexibilizar las restricciones es San Pablo, la más poblada del país y donde se concentra la mayor cantidad de contagios y de muertes por coronavirus.

En tanto, Bolsonaro vetó el miércoles una ley sancionada por el Congreso con el fin de transferir a estados y municipios unos 1.700 millones de dólares del Fondo de Reserva Monetaria (FRM) creado en 1996 para atender el pago de la deuda pública.

El gobierno adujo que la norma contradice el objetivo del FRM y podría incurrir en una acción inconstitucional, según el texto del veto publicado en el Diario Oficial y citado por la agencia Europa Press.