El presidente de Brasil, Michel Temer, viajará hoy a la ciudad de Boa Vista, a donde llegaron unos 40.000 venezolanos que huyeron de la crisis en su país, para discutir con las autoridades regionales y municipales medidas en favor de los inmigrantes, entre ellas la construcción de un campo de refugiados.

Temer decidió interrumpir los días de descanso que pasaba en una playa de Río de Janeiro durante el carnaval para visitar la capital de Roraima, el estado amazónico brasileño en la frontera con Venezuela en donde el gran éxodo de venezolanos provocó una crisis por la falta de recursos para atenderlos.

Temer decidió interrumpir los días de descanso que pasaba en Río de Janeiro

El anuncio de la visita fue hecho en su cuenta en Twitter por el vocero del Gobierno en la Cámara alta, senador Romero Jucá, que es parlamentario por este estado del norte de Brasil, uno de los más pobres del país y que solicitó ayuda para ofrecer salud, educación, alojamiento y empleo a los inmigrantes venezolanos.

Las autoridades de Boa Vista, con una población de cerca de 320.000 habitantes, calculan que en los últimos meses recibieron a unos 40.000 venezolanos que buscan refugio en Brasil y que actualmente viven hacinados en pequeños albergues o en las calles de esta ciudad.

La Presidencia confirmó que, tras su visita a Boa Vista, Temer regresará a la Restringa da Marambaia, una base de la Marina en el litoral del estado de Río de Janeiro con una playa de acceso restringido y a la que el mandatario llegó ayer para pasar el carnaval.

Las autoridades de Boa Vista calculan que recibieron 40.000 venezolanos

El viernes, el mandatario brasileño afirmó que, pese a su "disputa diplomática" con Venezuela, Brasil se ha movilizado para ofrecerle "ayuda humanitaria" a ese país y a los venezolanos que buscan refugio en el país huyendo de la crisis económica y social.

"Estamos en una disputa diplomática con Venezuela, porque no estamos de acuerdo con la forma en que las cosas ocurren allá", dijo, pero, a pesar de esas diferencias, el Gobierno brasileño sigue intentando prestar "ayuda humanitaria" al país vecino y a los miles de venezolanos que se han establecido en Brasil.

Detienen a sospechoso de incendios intencionales

La policía brasileña detuvo a un hombre que confesó haber iniciado dos incendios contra familias venezolanas en el estado limítrofe de Roraima, informó la prensa local.

El hombre, de 42 años, es originario de Guyana y vive en las calles de Boa Vista, capital del estado, hace dos años, según el relato policial recogido por los medios brasileños este domingo.

En ambos casos, registrados la semana pasada, provocó el fuego arrojando una bomba casera hacia el interior de la vivienda mientras las familias dormían.

Al menos cinco personas resultaron heridas en los hechos, incluida una niña de 4 años.

Boa Vista se ha visto desbordada en los últimos meses por el arribo de venezolanos que huyen de la crisis económica, política y social que afecta a su país.

La policía describió al guyanés como “un pirómano” y asegura que actuó por “venganza” después de haberse peleado con un grupo de venezolanos que le habrían robado su bicicleta.