La actividad económica en Brasil se expandió por tercer mes consecutivo en noviembre, la racha más larga de alzas desde 2014, lo que sugiere un impulso fuerte al cierre del año.

El índice de actividad económica del Banco Central de Brasil (IBC-Br), una especie de indicador del producto interno bruto (PIB), anotó un crecimiento de 0,49% en noviembre frente a octubre, tras efectos por estacionalidad.

El resultado cumplió con las expectativas de analistas consultados en un sondeo de Reuters, que estimaron en promedio un incremento de 0,50%.

Las cifras apuntan a que la economía brasileña se habría acelerado al cierre de 2017 tras la esperada reactivación en las inversiones durante el tercer trimestre.

Se anticipa que el producto interno bruto de Brasil creció cerca de un 1% el año pasado y superó un período de contracción de dos años. Una inflación floja y bajas tasas de interés estimularon el gasto del consumidor.

Economistas proyectan una expansión de 2,8% para la mayor economía de América Latina este año, según un sondeo semanal del banco central.