El Gobierno de Brasil prorrogó por 15 días más las restricciones para la entrada de extranjeros de cualquier nacionalidad debido a la pandemia del coronavirus, que deja ya más de 50.000 muertos y un millón de infectados en el mayor país de Suramérica.

La medida, publicada en una edición extra en el Diario Oficial, prohíbe la entrada de extranjeros al país por carreteras u otros medios terrestres, por vía aérea o por transporte acuático y atiende a una recomendación de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

De carácter "excepcional" y "temporal", la restricción no se aplica a brasileños y extranjeros que residen en Brasil o que formen parte de misiones diplomáticas oficiales.

Hay además excepciones para extranjeros que realicen el transporte de cargas o que se encuentren en transito internacional.