El 68% de los británicos cree que el gobierno de Theresa May ha hecho un mal manejo en las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea (UE), proceso conocido como Brexit.

Según un sondeo realizado a 2. 200 ingleses, por el Centro Nacional de Investigación Social (NCSR, siglas en inglés) llamado "Qué piensa el Reino Unido: UE", la postura de los ciudadanos es de desánimo y negatividad ante el Brexit.

Desde el referendo celebrado en el 2016, un 37% ha cambiado su opinión ante la expectativa de las consecuencias económicas que el Brexit puede traer y por los términos que tiene la política impulsada por el gobierno de May.

"El pesimismo está ahora mucho más extendido también entre los que votaron por la salida", explicó el director del estudio, el profesor John Curtice.

Además, un 52% considera que el gobierno no alcanzará acuerdos económicos sólidos con los empresarios europeos.

Sin embargo este cambio de decisión de los británicos, no implica necesariamente que toda la población esté en contra del Brexit. Por el contrario aunque se encuentran indecisos sobre el impacto que pueda tener en la economía del país, creen que la salida de la UE debe cumplirse pero bajo otros acuerdos más favorables.

"No debe asumirse que el creciente descontento y decepción con el proceso del brexit les haya necesariamente persuadido a cambiar de opinión sobre el tipo de brexit que Reino Unido debería labrarse", destacó Curtice.

Por su parte, el gobierno de Reino Unido ha admitido que aún no ha realizado ningún tipo de estudio económico sobre el impacto de su divorcio con la UE.

El ministro del Gobierno británico para el "brexit", David Davis, indicó que realizarán estudios cuando el Gobierno británico esté en la segunda fase de las negociaciones con Bruselas, donde se centrarán en los tratados comerciales entre el Reino Unido y la UE.